Los vallartenses celebran Navidad con posada, cena y regalos

0
585

La navidad es una festividad religiosa que conmemora el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre. Millones de familias alrededor del mundo se reúnen con una tradicional cena y México no es la excepción, al tener 97 millones de católicos, es decir, el 77 por ciento de su población. Puerto Vallarta al ser un destino de playa la conmemoración está más enfocada en las vacaciones, pero sin duda la mayoría trata de pasar estas fechas en compañía de la familia.

entrevista a párroco

El padre Francisco Javier Aceves, vicario parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe, explicó lo que significan estas fechas para la Iglesia católica.

“Para nosotros es la fiesta de las fiestas, lo estamos festejando con las posadas navideñas, que es el peregrinar de José y María, para encontrar un lugar donde pueda nacer el niño Jesús y estamos preparando para la llegada. Este nacimiento es celebrar el cumpleaños del niño Jesús, hacemos fiesta, preparamos un alimento, una cena, y nos alegramos por el acontecimiento”.

El párroco llamó a la reconciliación de las familias en estas fechas, pues hay muchas personas que no están cerca de sus seres queridos.

“Queremos transmitir a todas las familias a celebrar este tiempo en familia, que se una, que haya armonía, paz y reconciliación, no importa que no haya grandes cosas, sino el compartir con los demás, y aquellos que se encuentran solitos que busquen un lugar y no se queden solos, hay muchos motivos para estar agradecidos y felices después de haber vivido la pandemia”.

Y como en toda celebración no puede faltar la comida, el menú de la cena navideña es muy importante, pero los mexicanos esperan hasta tres días antes por lo general, para hacer las compras de los ingredientes.

El pavo en varias presentaciones sigue siendo la comida más tradicional, aunque hay quienes se deciden por lomo, pierna de cerdo, bacalao, romeritos. Y el platillo tiene que hacerse en gran cantidad para que alcance para el recalentado del siguiente día, que muchos complementan con tamales y menudo.

En el caso de la señora Herminda González Manzano, hará la carne asada y se reunirán 60 personas en su casa en la colonia Lomas de Enmedio.

“Hacemos pozole, el ponche, lo que trae la familia, piñatas, lo cocinamos a la leña, la familia se reúne y estamos con el fogón, y somos 60 personas con niños. Reunimos el dinero y preparamos todo entre todo. Es una fecha muy especial porque nos reunimos todos y convivimos. Esta navidad creo que haremos una carne asada”.

Y mientras los adultos se enfocan en la cena navideña, la ilusión de los pequeños del hogar se centra en la llegada de Santa Claus por los regalos que trae en su costal.

También están quienes sacan un dinero extra para estas fechas, pero más que el dinero, es una tradición familiar como en el caso de la señora María Guadalupe López Briseño, vecina de la calle Puerto Las Peñas No.139, quien desde hace 30 años elabora aproximadamente 500 piñatas solo para navidad y Año Nuevo. Todas se le terminan.

señora haciendo piñatas

“Mi marido no quería que hiciera piñatas y de tanto insistirle me mandó al DIF, fui como una semana a un curso, eso fue hace 30 años. De ahí inicié a hacer mis piñatas, hago de 400a a 600 piñatas para Navidad y Año Nuevo, inició en octubre comprando en material. No lo considero un ingreso peo a mí me gusta mucho hacer esto, me encanta, si no e ponen a lavar o a hacer de comer aquí soy feliz.

Muchos de sus familiares se involucran en la elaboración, aunque este año solo ella y una ayudante llevan la producción.

representación de la virgen maría y jose en peregrinación

Y lo que no falta en Navidad son las posadas, muchas de ellas organizadas por las empresas a sus trabajadores, aunque todavía hay colonias que se organizan para disfrutar de estos momentos, como fue el caso de la iglesia de la Santa Cruz y los vecinos de la colonia Emiliano Zapata, así nos lo comentó Graciela Ortiz, presidenta del comité vecinal.

“Decidimos unirnos más sectores, hablando con el sacerdote, el padre Esteban, invitamos incluso a los niños del catecismo. Nosotros los católicos llevamos en el corazón desde niños esta tradición del burrito, de la virgencita, el pedir posada se hacía hace muchos años y queremos conservar la tradición”.

Todo el equipo de noticias les desean una ¡Feliz Navidad!.

EtiquetasNavidad
Carolina Gómez Aguiñaga