Recesión económica de EEUU pegaría al turismo: Fitch Rating

0
248

Ante una posible recesión económica de Estados Unidos, y debido a la compactada relación económica que tiene con México, uno de los sectores que se vería severamente afectado es la actividad turística de los estados con amplia vocación como Quintana Roo, Baja California Sur, Jalisco y Ciudad de México.

Lo anterior lo asentó la calificadora crediticia Fitch Rating, quien precisó que el impacto negativo en la economía mexicana podría suscitarse por diversos canales de transmisión económica, tales como: el comercio internacional, la recepción de remesas, el turismo y los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED).

En ese sentido, destinos de gran vocación turística dependientes del turismo proveniente de Estados Unidos se verían fuertemente afectados como sucedió en el 2007 y 2008. Nos referimos a Cancún, Puerto Vallarta, Acapulco, Los Cabos, Ciudad de México, Guadalajara, por mencionar los principales.

“México, por su vinculación comercial estrecha, se encuentra entre los países más vulnerables (a una recesión estadunidense), y los estados que lo conforman no están exentos”, advirtió.

En tanto, la actividad de exportaciones o comercial sufriría una desaceleración en caso de que EEUU entre en crisis económica, lo que daría como resultado inmediato una afectación a los estados de la frontera mexicana como: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

No obstante, la región sur-sureste del país no tendría tanta afectación por no estar tan relacionada económicamente con el vecino del norte ni con otros países del mundo, como son los estados de Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo y Guerrero. 

“En estados que dependen de materias primas como el petróleo y sus derivados, como Campeche y Tabasco, en la actividad minera como Zacatecas, así como los que su economía se concentra en la producción y comercialización de productos agrícolas, como Michoacán y Sinaloa, el impacto estará en función del precio en el mercado de las materias primas”.

Finalmente, la industria de las remesas que mandan los mexicanos que viven en Estados Unidos también se vería dañada por la recesión económica de ese país, en entidades federativas que presentan una intensidad migratoria alta como lo son Nayarit, Guerrero, Zacatecas y Michoacán.

“Un deterioro en ingreso causado por un aumento en el desempleo ante una recesión en Estados Unidos podría mermar la capacidad de los migrantes para enviar remesas a sus hogares”, dijo Fitch Rating.

En cuanto a la Inversión Extranjera Directa (IED), Fitch reconoce estados mexicanos que en los últimos cinco años han sido los principales receptores de inversión estadunidense: Baja California Sur, Baja California, Chihuahua, Coahuila y Nuevo León.

Efrén Urrutia