Detienen a presunto asesino de cinco hondureños en Texas

0
232

El mexicano Francisco Oropesa fue detenido por ser el principal sospechoso de asesinar a cinco personas de origen hondureños en la comunidad de Cleveland Texas, el pasado día 26 de abril, molesto porque uno de ellos le recriminó que realizara disparos al aire

Según los primeros informes policiacos, la detención se llevó a cabo la tarde de este martes 2 de mayo en la ciudad de Cut and Shoot, en Texas, luego de una exhaustiva búsqueda que duró varios días, señalaron medios norteamericanos.

Los medios estadounidenses indicaron que el mexicano de 38 años de edad fue encontrado en una casa que supuestamente está asociada a la familia del presunto culpable, quien se escondía en un armario tras la llegada de los federales.

Cut and Shoot, Texas, el sitio en que fue capturado el presunto asesino se encuentra a 50 kilómetros de donde ocurrió la masacre, en condado San Jacinto. Al lugar arribaron agentes del Departamento Público de Seguridad de Texas (DPS por sus siglas en inglés) e integrantes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

De acuerdo con fiscal del distrito, Todd Dillon el mexicano detenido fuer remetido a una cárcel del condado de Mongomery para confirmar su información personal a través de huella dactilares y proseguir con las acusaciones por asesinato.

Informes policiacos indican que el pasado día 26 de abril, Oropesa realizó algunos disparos al aire en su casa, por lo que uno de los vecinos le reclamó lo peligroso de su acción, lo cual provocó la furia del mexicano, quien ingreso a la vivienda de sus colindantes a dispárale a los habitantes de ésta.

Las personas fallecidas fueron reconocidas como Sonia Guzmán, de 25 años; Diana Velázquez Alvarado, de 21 años; José Jonathan Casarez, de 18 años y un infante de 8 años, Daniel Enrique Laso.

Según CNN, las victimas llamaron en distintas ocasiones a la policía, pero no llegaron a tiempo. En este lapso, el mexicano entró al domicilio de sus vecinos y disparó en múltiples ocasiones con fusil AR-15.

Al llegar los elementos de seguridad el criminal ya había escapado del vecindario, por lo que las autoridades comenzaron una ardua búsqueda por los alrededores, y en donde desplegaron al menos a 200 elementos del orden.

Adolfo Torres