Niños Héroes: ¿Qué se sabe del joven que se lanzó del Castillo de Chapultepec envuelto en la bandera?

Este personaje tomó la Bandera de México y, envuelto en ella, se lanzó al abismo de la ladera para evitar que cayera en manos del enemigo
0
2037
La historia registra a Juan Escutía como quien realizó uno de los actos más valerosos para la patria.

En la historia de México, uno de los episodios más emblemáticos y valientes se relaciona con Juan Escutia, considerado uno de los Niños Héroes, cuyo nombre completo según su fe de bautismo era Juan Bautista Pascasio Escutia y Martínez. El 1 de julio de 1827, en el Sagrario de Tepic, Nayarit, recibió el sacramento del bautismo.

A pesar de que la información sobre su vida es escasa, su sacrificio en defensa de la patria perdura en la memoria nacional. Aunque no existen registros que lo acrediten como cadete del Colegio Militar, su compromiso y valentía en la Batalla de Chapultepec son indiscutibles.

Juan Escutia se sumó a las filas del Batallón de San Blas, el cual, con alrededor de 401 valientes hombres, defendió el Colegio Militar en la histórica Batalla de Chapultepec. Bajo el mando del teniente coronel Felipe Santiago Xicoténcatl, el batallón enfrentó al ejército estadounidense en la ladera sur del cerro de Chapultepec. La cruenta batalla dejó un saldo trágico, con aproximadamente 370 de sus integrantes perdiendo la vida, mientras que los supervivientes retrocedían escalando la empinada ladera.

Se cree que Juan Escutia podría haber sido uno de los valientes soldados que intentaron escapar de la masacre, lamentablemente, fue alcanzado por los invasores. Su cuerpo fue hallado en una de las laderas, y una placa conmemorativa marca el lugar donde yace junto a otros combatientes. En el momento de su muerte, tenía apenas veinte años.

Aunque no figura en los registros oficiales del Colegio Militar, la tradición histórica mexicana lo reconoce como uno de los jóvenes cadetes que defendieron con honor la posición de Chapultepec. Según la leyenda, Juan Escutia, debido a la urgencia de la situación, no pudo ser formalmente inscrito en el colegio, pero se le asignó la crucial tarea de custodiar el torreón donde ondeaba la bandera nacional.

Ante la inminente entrada del ejército invasor a la fortaleza, la historia señala que este personaje tomó la Bandera de México y, envuelto en ella, se lanzó al abismo de la ladera para evitar que cayera en manos del enemigo. Su supuesto sacrificio se ha convertido en un símbolo indeleble de la valentía y la determinación de los mexicanos en la defensa de su patria.

Niños Héroes de Chapultepec, se cumplen 176 años de la gesta heroica

Adolfo Torres