Descubra las Islas Marietas: un paraíso natural en el Pacífico Mexicano

0
4309
Maravilla natural

Las Islas Marietas, un pequeño archipiélago en el Pacífico de México, se han forjado a lo largo de millones de años debido a la actividad volcánica y tectónica. Estas formaciones rocosas y playones han convertido este lugar en un destino de ensueño para el ecoturismo.

Visitar las Islas Marietas es una experiencia imperdible para quienes buscan conectarse con la naturaleza. 

Este archipiélago se erige como un santuario que alberga diversas especies y ofrece oportunidades para actividades ecoturísticas, como la observación de aves y animales marinos, en particular, las ballenas que migran a sus aguas entre diciembre y marzo. Además, se puede disfrutar de actividades como el buceo, el kayak y el paddle board.

Una de las principales atracciones es la Playa Escondida, un tesoro natural rodeado por una semi cúpula de piedra. Para acceder a esta playa, se debe atravesar un túnel natural, lo que hace que la experiencia sea aún más emocionante.

Las Islas Marietas se ubican frente a la costa de Punta de Mita, Bahía de Banderas, en el estado de Nayarit. 

Para llegar a este paraíso, se puede embarcar desde varios puntos de la parte continental, como Punta de Mita, Bucerías, Sayulita, La Cruz de Huanacaxtle, Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta. 

Las salidas más comunes son desde Puerto Vallarta, con un viaje de aproximadamente 36 kilómetros, cuya duración puede variar según la velocidad de la embarcación, pero en promedio dura alrededor de una hora y quince minutos.

En cuanto a la zona continental más cercana, Punta de Mita se encuentra a solo 8 kilómetros de las Islas Marietas. 

Sin embargo, si se desea visitar la Playa Escondida en la Isla Redonda, la “marieta” más cercana a la costa, solo se podrá hacer a bordo de embarcaciones autorizadas; estas pangas generalmente se detienen a pocos metros de la playa, ya que el último tramo debe recorrerse nadando con chaleco salvavidas. 

Es importante destacar que la permanencia en la playa está limitada a un máximo de media hora para reducir el impacto ambiental y preservar este tesoro natural único en su tipo.

Adolfo Torres