¡Viva la Hora Nacional! Y, ¡mueran las patrañas religiosas en los medios!

0
588
México R. Cervantes

Si, dejásemos de ser pasivos al oir por varias estaciones radiales y hasta por la  tv., las  multirepetidas  patrañas religiosas, que a  toda hora  se imparten como  currícula de  la “otra” secretaria de educación, que  promueve el rancio y  retardatario  panismo.

Entonces y sólo entonces, podríamos  D I A R I A M E N T E, oír la  HORA  NACIONAL.

Ahora, con motivo del proceso electoral, la fiereza  mediática empresarial,  amasada como harina descompuesta  y aglutinada en una camarilla de medios de estupidización, la emprenden en contra del programa radial nacionalista de la Hora Nacional. (Dom.25, de marzo, 2024).

Nada más y nada menos, se inició por la promoción de el mejor presidente del mundo: El General Lázaro Cárdenas del Río: (julio de 1937). Era el inicio de lujo de la radio socialmente constructiva.

Ya vamos para los cien primeros años, y siguen los dos principales enemigos de nuestro querido México, enfrentado la desnacionalización de nuestro recursos y, continuando el sometimiento con patrañas religiosas. Desde luego, Usted tan apreciado Tribuno, identifica a los EUA (Droguilandia), y a los parásitos  pero muy  ponzoñosos  soldados  vaticaneros, disfrazados  con  blancas  sotanas.

Los dos peores enemigos tradicionales, siguen acaparando el  control de los medios de difusión, y  multiplicando los  planteles  educativos  para embaucar  a la juventud poco informada. Lasallistas, jesuitas, y hasta luteranas: (Inst. Goethe).

En la H. Nacional, se  imparte salud, alfabetización política, historia mexicana, valores humanos, desfanatización, tradiciones constructivas y hasta  el folklor y lo  más importante, afianza  la identidad nacional. 

NADA MÁS Y NADA MENOS: MIS MEXICANÍSIMOS LECTORES.

 

AT