Bahía genera confianza y atrae inversiones