Se acaban las 500 fosas que anunció Dávalos

0
103

Las 500 tumbas que mandó construir Arturo Dávalos en el Panteón del Progreso en previsión a los efectos mortales que pudiera presentar la pandemia en el municipio, y que tanto escándalo causó en medios nacionales e internacionales, ya se terminó.

El entonces alcalde vallartense señaló que estos eran parte de los trabajos que realizaría el Ayuntamiento en el Panteón del Progreso y en los otros cinco panteones del municipio, como obras de mejoramiento, y que no se trataba de asustar a la gente como muchos señalaban.

Panteón del Progreso ya no tiene suficiente espacio

En ese tiempo iniciaba la pandemia por el Covid-19 y la gente aún no sabía lo que se vendría. El primer golpe llegó ese mes de abril, con el cierre de actividades turísticas y la cancelación de las vacaciones de Semana Santa del 2020. 

Los ecos de esos tiempos quedaron atrás al igual que los reclamos de quienes se sintieron agraviados y se escandalizaron por el anuncio del alcalde, quien señalaba que la mayor parte de dichas fosas se instalarían en El Progreso y en el Panteón de Ixtapa, en la colonia Santo Domingo.

Panteón del Progreso ya no tiene suficiente espacio

Al final no fueron 500 fosas las que se construyeron, fueron más de mil y todos esos espacios como se pudo confirmar, ya están ocupados, incluso en estos momentos los trabajadores de panteones ya trabajan en una nueva línea de fosas, en este panteón que está a punto de terminar su vida útil. 

El terreno de este cementerio está agotado, al final de este, al lado norte, predomina un barranco en el que ya no hay posibilidades de continuar, es por eso que las recientes fosas están abriendo en las calle.

Panteón del Progreso ya no tiene suficiente espacio