Samuel García desafía al Tribunal al asegurar que no puede detener su licencia

La disputa se desató tras la orden del magistrado Alberto Ortega Peza, que revoca la licencia concedida al mandatario, que entraría en vigor este 2 de diciembre
0
714
Samuel García

El gobernador con licencia de Nuevo León, Samuel García, se encuentra inmerso en una encrucijada legal tras la orden de un juez que prohíbe su separación del cargo hasta la resolución de la designación del Gobernador Interino en el Congreso local.

En una serie de declaraciones, García sostuvo que el Tribunal Superior de Justicia del Estado no tiene la autoridad para suspender su licencia, tachando la acción como un intento de control político por parte del PRIAN. En sus palabras, enfatizó que la licencia otorgada por el Congreso para su precampaña presidencial es un derecho incuestionable.

“Mi licencia es un derecho, no está sujeta a interpretación de ningún juez”, aseveró.

La disputa se desató tras la orden del magistrado Alberto Ortega Peza, que revoca la licencia concedida al mandatario, programada para entrar en vigor el 2 de diciembre. Esta decisión judicial impide su ausencia hasta la designación y toma de protesta de un Gobernador Interino en la entidad.

Samuel García no podrá dejar gubernatura, determina juez 

El conflicto ha provocado un enfrentamiento entre legisladores de oposición y el Ejecutivo estatal, quien argumenta la necesidad de separarse del cargo seis meses antes de las elecciones presidenciales, en concordancia con la Constitución.

Congreso del Estado designó a Luis Enrique Orozco como gobernador interino

A pesar de que el Congreso local designó a Luis Enrique Orozco Suárez como Gobernador Interino en reemplazo de García, manifestantes afines al gobernador irrumpieron en la legislatura, mientras que García culpó al PRI y al PAN del caos en el recinto.

La tensión alcanzó su punto álgido cuando el PRD solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) cancelar la precandidatura presidencial de García por presunta violación constitucional.

El escenario político en Nuevo León se encuentra en un punto crítico, con una batalla legal en curso y un trasfondo de acusaciones entre diferentes actores políticos, mientras el gobernador busca mantener su posición para competir en las elecciones presidenciales.

Efrén Urrutia