Sacerdote reconoce inseguridad en Parroquia de Guadalupe, pide cuidarse

El párroco Arturo Arana indicó que han sido constantes los robos al templo y feligreses, por lo que en estas Peregrinaciones Guadalupanas exhortó a cuidar sus pertenencias
0
1252
Sacerdote de Puerto Vallarta

El sacerdote Arturo Arana López, párroco del emblemático templo de Nuestra Señora de Guadalupe, reconoció que la inseguridad es un problema en el interior del sagrado recinto, pues los ladrones en cinco ocasiones han violado las alcancías y tan solo en el domingo anterior reportaron 2 robos de sus carteras a los feligreses, por lo que exhortó a los peregrinos que en estas fiestas patronales cuiden sus pertenencias.

Feligreses de iglesia de Puerto Vallarta alertan sobre carteristas

“Se va de nuestras manos la seguridad, cuiden sus pertenencias… lamentablemente, aunque tenemos cámaras de seguridad y estamos checando las imágenes, y los servidores muy atentos para que no sucedan estos robos, pues de pronto, yo creo son profesionales en esto porque cuando menos pensamos acude una u otra persona, por ejemplo este domingo dos personas que les sacaron su cartera, no es para mí, grato tener policías dentro del templo, ni vigilancia armada, porque es la casa de Dios, me gusta que se sientan todos en confianza, no vigilados, por eso aunque nosotros vamos a redoblar esfuerzos lo mejor es que cada quien cuide sus pertenencias”, sentenció.

Robos a alcancías de limosnas y carteras, de feligreses y turistas

El padre Arana informó que pidió a los integrantes del grupo de Pastoral de la Parroquia a que vigilen, pero sin portar el uniforme, sobre todo durante las misas. Indicó que no han denunciado los robos, pero desconoce si las personas afectadas acudieron a las autoridades.

“Todavía no, estos no, hemos tocado el tema de los indigentes, pero este tema de los robos personalmente no lo he tocado con el presidente… Desde que llegué no falta a quien le roben, siguen vaciando las alcancías livianas, unas cuatro o cinco veces, recientemente me fije que empezando la temporada han aumentado ya no robos al templo, sino a algunas personas, esto es penoso porque aparte que afectan a la persona en su economía muchos de ellos son turistas, imagínate el mal aspecto que se llevan de nosotros”, lamentó el párroco.

EU

Miguel González Guerra