El presidente es responsable de la seguridad de todos

0
466

Dice el Presidente Andrés Manuel López Obrador que se detonó una “campaña muy irresponsable; perversa; de malas entrañas; riesgosísima”, que pretende hacerlo responsable de lo que le pueda pasar a algún periodista o a algún aspirante a la presidencia de la república.

El Presidente es responsable de la seguridad de todos los que habitamos en el territorio nacional, seamos o no mexicanos; seamos o no periodistas; seamos o no simpatizantes de su gobierno. 

Esa es quizá la principal y más sentida obligación constitucional de un primer mandatario. De ninguna manera puede excusarse o excluirse de lo que le pase a un residente en nuestro país relacionado con la seguridad pública o la seguridad nacional. 

Por eso está prohibida la autocomposición o autodefensa. Por eso se crean las fuerzas armadas para resguardar el orden, la seguridad y la paz en nuestra sociedad. 

Sea López Dóriga o sea Epigmenio Ibarra; sea Loret de Mola o Federico Arreola; sea Denise Dresser o Sabina Berman. La autoridad está primariamente obligada a evitar los ataques o agresiones físicas o verbales. Una autoridad no es tal, ni puede iniciar su ejercicio, si no jura cumplir y hacer cumplir la legalidad. Eso es lo que hay que reclamarle y exigirle al presidente. 

Decirlo en negativo no le gusta; le parece una barbaridad; una campaña conspiracionista; una estrategia golpista. Hacerlo responsable de lo que les pueda pasar a periodistas o a aspirantes presidenciales es un escenario negativo y esos nunca los acepta. 

No porque no los comprenda, sino porque sabe bien lo que ha sucedido en estos 5 años y lo que aún puede suceder. No acepta las tragedias, pero es responsable de que muchas de ellas hayan sucedido en su administración, así como los homicidios violentos, las muertes por COVID, las desapariciones, los asesinatos de periodistas y los feminicidios del 2018 a la fecha. De ese tamaño. Ni más, ni menos.

EtiquetasAMLO