Precauciones con los altares de muertos

Las precauciones son emitidas por Protección Civil, que dio recomendaciones ante el aumento de altares de muertos en viviendas
0
1277
Al momento de instalar los altares se debe tener mucho cuidado

Precaución con los altares de muertos, las autoridades de Protección Civil hacen un llamado a la población con el fin de prevenir incendios en las casas habitación durante las festividades del Día de Muertos. 

La instalación de altares conmemorativos ha aumentado en los últimos años, generando preocupación entre los encargados de la seguridad. La colocación de múltiples veladoras y luces, utilizadas de manera continua, se identifica como un potencial detonante de incendios.

Las autoridades encargadas de garantizar la seguridad civil enfatizan que la presencia de un gran número de veladoras y luces, junto con su funcionamiento ininterrumpido, incrementa significativamente el riesgo de incendio en las viviendas. 

El llamado a la población es claro: es necesario mantener una estrecha vigilancia sobre estas fuentes de iluminación, especialmente si se instalan altares en casa.

Las medidas de precaución son emitidas por personal de Protección Civil

Protección Civil recomienda que, en caso de instalar altares de muertos, se mantengan las veladoras encendidas durante el día, con supervisión constante. Además, se aconseja ubicar las velas en áreas aisladas donde no haya materiales combustibles cercanos. Esta medida tiene como objetivo mitigar el riesgo de incendio y, por consiguiente, prevenir pérdidas humanas.

La importancia de apagar veladoras y desconectar luces cuando se va a dormir es destacada por las autoridades de Protección Civil. Esta práctica evita sobrecargas eléctricas y disminuye el riesgo de que se desencadenen incendios en medio de la noche, cuando los ocupantes de la vivienda podrían estar en peligro.

Cabe recordar que en México, durante el 1 y 2 de noviembre, se lleva a cabo una festividad en la que los difuntos regresan para visitar a sus seres queridos y compartir un banquete que incluye sus platillos y bebidas favoritas, así como tabaco para los fumadores, Los altares están decorados con papel picado de colores, copal, velas, calaveras de azúcar y objetos que eran apreciados por los difuntos a los que se dedica la ofrenda. Además, es común que se coloquen fotografías de los finados en el altar.

En algunas comunidades indígenas, la celebración se lleva a cabo en los cementerios, donde se decoran las tumbas, se construyen altares y se colocan ofrendas sobre las lápidas, incluso se realizan limpiezas de los huesos de las personas enterradas allí.

Adolfo Torres