Preparadas las pescaderías de Vallarta para la cuaresma; precios no han aumentado

Lo que más venden las pescaderías en cuaresma es el pescado, así como camarones, mientras que las fruterías se abastecen de chiles poblanos para el platillo de los chiles rellenos
0
958
Mercado de mariscos

Este miércoles 14 de febrero marca el inicio de la cuaresma, y las pescaderías de Puerto Vallarta ya están preparadas para la temporada. El pescado y los camarones son los productos más solicitados, y los precios se han mantenido estables debido a la disponibilidad adecuada de productos marinos. Del mismo modo, las fruterías cuentan con todos los ingredientes necesarios para la elaboración de los tradicionales chiles rellenos.

Según lo conversado con pescaderías del Mercado del Mar en la colonia 5 de Diciembre, así como en otras zonas de la ciudad, los precios se han mantenido estables en el último año. Esto se debe a la abundancia de productos marinos en comparación con años anteriores, lo que también motiva a la gente a consumirlos.

Incluso, algunos precios han experimentado una disminución de hasta un 30% respecto al año anterior. Específicamente, el huachinango y el dorado son los productos más populares, junto con los camarones de varios tamaños.

Huachinango en puesto

Los precios varían considerablemente: por ejemplo, el camarón oscila entre los 180 y 280 pesos por kilo, dependiendo del tamaño; el huachinango se vende a 190 pesos por kilo; el marlín se encuentra a 100 pesos, en comparación con los 180 pesos del año anterior; el dorado se vende a 220 pesos por kilo, mientras que hace unos meses llegó a alcanzar los 250 pesos.

“Lo que nos falta es gente, cada año es menos la gente que viene, no sabemos si no guardan los días de cuaresma, no saben que no se come carne o piensan que nosotros vendemos caro los mariscos; pero pueden comparar precios, a veces sale más caro comprar la carne”, expresó el trabajador de una pescadería.

Por otro lado, la señora María del Socorro Hinojosa Soto mencionó que, aunque ella no cumple estrictamente con la cuaresma, este año ha notado que el precio del pescado está más económico.

“Yo creo que para mi la cuaresma es todo el año porque cuando se le antoja comer a uno algún marisco, viene y compra; pero hay gente que sí se prepara para la cuaresma y sí guarda los días, pero yo no, pero trato de hacerlo. Para mi se me hacen muy buenos los precios como que bajó un poco el marisco y por eso vine por mojarritas para hacerlas doradas con su ensalada”.

Señor atendiendo pescadería

Durante la cuaresma, no solo se trata de comer mariscos; también son tradicionales los chiles rellenos. Al preguntar por los precios en el mismo mercado, se encontraron fruterías con chiles poblanos listos para su venta, cuyo costo ronda los 32 pesos; mientras que el kilo de huevo se encuentra en 42 pesos y no ha experimentado un aumento.

Por otro lado, el precio del jitomate no solo se ha mantenido, sino que incluso ha bajado; actualmente se vende a 20 pesos el kilo, mientras que hace unas semanas alcanzaba los 50 pesos. Sin embargo, el precio de la cebolla blanca permanece elevado, rondando los 42 pesos.

La prohibición de ciertos alimentos, tanto el Miércoles de Ceniza como los viernes de Cuaresma, tiene sus raíces en el siglo II y simboliza la purificación entre los cristianos.

Según la fe católica, este acto es una forma de honrar a Jesús, quien pasó 40 días en el desierto sin comer ni beber. Además, la Biblia hebrea indica que durante el ayuno se pueden consumir carnes blancas, aves y pescados, ya que provienen del agua y el cielo, a diferencia de las carnes rojas, que se asocian con la tierra y lo mundano.

GC

EtiquetasCuaresma
Brenda Beltrán