Mirtha ‘N’, habría adjudicado obras sin proyectos, ni contratos; hay contratistas sin pago

Primero se hacían las obras y después se hacían los trámites para justificarlas, se argumentó
0
1289

De las investigaciones llevadas por la ASEN en la dependencia de Obras Públicas de Bahía de Banderas, ha surgido un modus operandi vinculado a la alcaldesa con licencia, Mirtha “N”, especialmente en la adjudicación de obras, lo cual ha derivado en que numerosas construcciones públicas carezcan de contratos y proyectos formales, ya que de acuerdo a lo revelado, primero se hacían las obras y después se hacían los trámites para justificarlas.

Se presume que, al parecer, solo cuatro constructoras fueron las beneficiadas de toda la obra en el municipio, ya que contaban con la confianza plena de la anterior edil para iniciar construcciones sin los trámites legales correspondientes, relacionados con licitaciones y proyectos de la dependencia de Obras Públicas.

Hay especulaciones de que había beneficios económicos para ambas partes, conflictos de intereses o hasta que la presidenta representaba o habría constituido empresas constructoras. Por lo que tenía el control de la obra pública.

El actual director de Obras Públicas, David Dávalos Soto, quien asumió el cargo en marzo pasado, declaró que a su llegada encontró obras terminadas, realizadas por contratistas sin ninguna relación contractual.

Estos contratistas luego exigieron pago por sus trabajos, pero al no existir expedientes ni haberse seguido el debido proceso, no se pudo erogar ningún recurso para el pago, por lo que las obras quedaron en “el limbo”, considerándose, si se quiere ver así, como una donación al municipio.

Se les pidió, si había alguna inconformidad que actuarán conforme a la ley e interpusieron las denuncias correspondientes sin embargo, dijo, nunca se volvieron a parar en su despacho.

“Me encontré con muchos contratistas que tenían obras de agua, drenaje, pavimentación, luminarias, que la anterior presidenta les pidió que realizaran sin contrato. Las empresas lo hicieron y nunca obtuvieron pago alguno. Nosotros no podemos hacernos cargo de esas situaciones y les pedimos que actuarán ante las autoridades, ya que no podemos responder por una obra sin contrato ni proyecto”.

“Fueron al menos tres contratistas… y ya no regresaron. Se puede decir que hubo una donación; al final, no tenemos obra contratada ni ningún compromiso de pago “,” reveló.

Aunque no ofreció detalles específicos, mencionó que las cifras podrían ir de decenas a millones de pesos en obras públicas no licitadas ni proyectadas, sin justificación jurídica para su pago.

Todo lo anterior forma parte de las investigaciones de la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN), órgano que ha mantenido bajo escrutinio la dirección durante los últimos cuatro meses, analizando todos los archivos y documentación.

Observaciones previas de la ASEN en el ejercicio 2022

No hay que olvidar que la ASEN, en su Informe Ciudadano de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2022, denunció un faltante directo de más de 90 millones de pesos en las finanzas municipales, incluyendo la cantidad de $8,370,657.67 (ocho millones trescientos setenta mil seiscientos cincuenta y siete pesos 67/100).

Este monto se desglosa en un arrendamiento irregular de maquinaria por $3,052,641.52 (tres millones cincuenta y dos mil seiscientos cuarenta y un pesos 52/100), conflicto de interés entre dos empresas relacionadas que participaron en el mismo proceso de adjudicación por $5,318,016.15 (cinco millones trescientos dieciocho mil dieciséis pesos 15/100) y la falsificación de la Opinión 32-D del IMSS, para acreditar que la empresa estaba al corriente con sus obligaciones del seguro social al momento de celebrar el contrato.

Según el titular de la ASEN, Salvador Cabrera Cornejo, se esperan más irregularidades en los ejercicios 2023 y 2024, por las cuales ya se están interponiendo las denuncias correspondientes.

jb

Isrrael Torres