“Los valores deben subsistir”

0
109

Si condenaron a García Luna por los delitos que lo acusaban, sin duda se hizo justicia de un criminal involucrado con el narco, abusando de su puesto de confianza, al declararlo culpable.

Esta aplicación de la justicia tiene varias aristas y comentarios:

Al celebrarse el juicio en Estados Unidos, se eliminó el posible influyentismo o bloqueo de dicho juicio de hacerlo en México.

Es un hecho que las evidencias de testigos convencieron al jurado, sin tener pruebas fehacientes de su relación con el narco.

El acusado tiene la opción de negociar su sentencia dando toda la información que pudiera tener y aminorar la sentencia por recibir.

Es lo único que puede negociar porque ya fue declarado culpable.

Felipe Calderón ya ha dado muchas explicaciones acerca de su inocencia tan pronto se supo del término del juicio.

Obviamente, asegura el desconocimiento de las acciones de su principal responsable de la seguridad.

Lo mismo pasa con Vicente Fox, con quien también colaboró.

Tengan razón o no ya están señalados como mentirosos o como ingenuos o cándidos al no darse cuenta de las acciones de su principal subalterno en seguridad nacional.

Su participación en la vida pública de México se verá limitada, su intención de crear otro partido político, (sic) por parte de Calderón quedará acéfala y las hienas de Morena iniciarán un ataque frontal en su contra ligándolos con el PAN, aprovechando para golpear a la coalición por México, con razón o sin ella.

Se le dieron municiones a López Obrador para hacer todavía más evidente el odio y frustración que tiene con Calderón, que no dejará de usarlas en sus apariciones diarias, aunque tenga en su gobierno colaboradores muy cercanos que fueron del equipo de García Luna.

Estamos en la época que la política ya no es la búsqueda del bien común, sino el arte de decir más mentiras creíbles y recibir el apoyo popular y no el rechazo.

Los tiempos cambian, pero por el bien de nuestro país, “los valores deben subsistir”.

EtiquetasOpinión