Imparable el robo de bicicletas en Vallarta y Bahía

0
237

Danny llegó al supermercado pedaleando su bicicleta RAM Limited, se quitó los audífonos, se limpió el sudor y dejó su bici sujeta con una cadena a una estructura metálica del centro comercial. Hizo unas compras rápidas, habrá tardado unos 15 minutos incluyendo un trago a su refresco, y cuando regresó al estacionamiento, su bici, ¡ya no estaba!.

Lo que le pasó a Danny se repite todos los días en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, donde el robo de bicicletas -y motocicletas- sigue imparable.

Estudiantes, trabajadores, profesionistas, deportistas, hombres y mujeres de todas las edades que gustan de usar ese vehículo como transporte -considerando el pésimo sistema de transporte público- o como deporte, han sido víctimas de ello.

De acuerdo con los testimonios recabados en el grupo de WhatsApp “Bici SOS/Vallarta Bahía”, cada día se comparten entre tres y cinco robos de estos vehículos, de manera que a ese ritmo son al menos 21 las bicicletas robadas a la semana y 84 al mes. La cifra anual de este delito, en el cálculo más conservador, es de 1008.

Este es uno de los recientes testimonios sobre este delito:

“Que tal ✌? mi nombre es Danny Lázaro Pascual pidiendo de favor si de casualidad llegan a mirar esta bicicleta un modelo poco visto en Vallarta RAM Limited rod29 me hagan llegar saberlo o detener a la persona mínimo para ver si coincide con el número de serie, se los agradecería mucho”.

Y así todos los días, en el grupo, integrado por 72 personas, todas aficionadas al ciclismo como transporte o de manera recreativa, comparten reportes de robos ocurridos en diferentes lugares, en estacionamientos de centros comerciales, en cruceros, en las calles e incluso de garajes, patios o del interior de los domicilios, los ladrones de bicicletas no dan tregua.

Testimonios compartidos en el grupo refieren que los ladrones de bicicletas suelen utilizar pinzas cortadoras de alambre, y en menos de tres minutos pueden romper la mayoría de las cadenas que se comercializan en tiendas deportivas y supermercados.

Las bicicletas robadas las guardan un rato, les cambian de color o las malbaratan en casas de empeño que las aceptan sin documentos, o las venden a quien las acepte para tener efectivo fácil y rápido, como compartió un afectado, quien incluso describió a un ladrón:

“Atención, me acaban de pasar el dato de que aquí en El Pitillal un bato prieto flaco con cara de malandro, anda vendiendo una bicicleta ZIGNA color gris rodado 27.5 ò 29, anda pidiendo $500 por ella, les paso el dato por si a alguien se la haya robado, me pasaron a mí la información y pues aquí se las comparto”.

En el grupo de WhatsApp ya hay quien sugiere que se reúnan los afectados, que pongan una “bici de carnada” y le den una lección a alguno de los ladrones que caigan: “solo a madrazos van a entender”, escribió uno de los afectados.

Denuncias ante la autoridad, prácticamente no hay, solo uno de cada diez afectados, en promedio, acude ante las autoridades a presentar una denuncia.
Mientras tanto, Danny regresó caminando a casa, aún tiene esperanzas de recuperar su bicicleta, visitando casas de empeño de El Pitillal. A esta hora del día, seguro ya se robaron otras dos.