Labor importante la de los paramédicos de Bahía de Banderas

0
313

Como cada 24 de junio se celebra el Día Internacional del Personal Paramédico, el cual tiene su origen en la batalla de Solferino en junio de 1859, en la que el fundador de la Cruz Roja, Henry Dunant, en compañía de otras personas, realizaron trabajo de voluntariado para atender a los soldados heridos.

Día del paramédico

En Bahía de Banderas, también existen hombres y mujeres que arriesgan su vida por salvar la de los demás; 12 elementos que las 24 horas están al pendiente de los badebadenses con la misión que a nadie les pase nada.

Ser socorrista o paramédico no es fácil, se necesita de conocimiento en atención prehospitalaria, pero sobre todo vocación de servicio para trabajar largas jornadas en tiempos de desastres, cuando un compañero falta y cuando el día lo amerite. 

De lo anterior, nos habló Marco Antonio Pérez Malfavón, con 20 años de experiencia que tuvo sus inicios en la Cruz Roja de Puerto Vallarta y quien desde hace un año se desempeña como segundo oficial paramédico en la dirección de Protección Civil, quien comentó que dedicarse a esto tiene cosas buenas, pero también hay algunos sinsabores. 

No obstante, es muy satisfactorio y es el sacar a su familia adelante lo que lo motiva.  

“Satisfacciones muchas, salvar a veces una vida, lograr a alguien de un paro cardio respiratorio…es algo muy satisfactorio que no te lo dá el dinero, no te lo da cualquier otra cosa y son cosas que se quedan marcadas para siempre en uno”

“Pues…Mi motivación es mi familia, mis “chiquillos” y sacarlos adelante, disfrutar de lo que le gusta trabajar a uno, que le gusta hacer”, expresó.  

A las nuevas generaciones les recomendó escoger bien su profesión, el dedicarse a este oficio, no es para todos, se debe tener vocación y mucho apoyo de la familia, la cual debe ser consciente de que su tiempo estará dedicado a salvar vidas, muchas de las veces con poco dinero en la bolsa. 

“Se debe tener el gusto, la vocación, es un trabajo bastante estresante, a veces te pide mucho esfuerzo, a veces no es muy bien pagado para el personal, se ha visto mucho que termina uno perdiendo, uno, familias y todo por brindar el servicio porque le nace a uno y a veces esa parte la pareja no lo entiende”,  

Cerró felicitando a todos los paramédicos en su día e invitándolos a seguir trabajando por la salud de todo el municipio. 

“Muchas felicidades a todos los hermanos paramédicos y que le sigan echando ganas y disfrutando de esta bonita vocación”, concluyó. 

Usted no se olvide este sábado, día de San Juan Bautista, de felicitar también a todos los paramédicos.

Isrrael Torres