Hondureño, joven encontrado cerca de boyas alambradas

0
343

Luego de que autoridades del Departamento de Seguridad de Texas notificaran al Consulado de Eagle Pass que este miércoles se encontró el cuerpo sin vida de una persona, atorado en la parte sur de las boyas que fueron colocadas en el Río Bravo, en un hecho separado se reportó el hallazgo de otro cuerpo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que un segundo cuerpo fue encontrado ayer aguas arriba por el Grupo Beta Piedras Negras, con aproximadamente cinco kilómetros de separación entre ambos.

De acuerdo con información proporcionada, uno de los cuerpos pertenece a un joven de 20 años de edad, de nacionalidad hondureña.

En su conferencia mañanera de este jueves en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que se investigaba sobre la identidad de las víctimas.

“Ayer [miércoles] se nos presentó el reporte, la Secretaría de Relaciones lo está viendo, se está conociendo sobre la nacionalidad, hasta ayer, y se va a actuar. Ya se está demandando el que retiren esas boyas, y que es violatorio a nuestra soberanía y también a los derechos humanos, ya estamos en eso”, dijo López Obrador en su conferencia de este jueves en Palacio Nacional.

El Instituto Nacional de Migración (INM) y la SRE refirieron que la identificación fue hecha por la madre del joven fallecido.
Desde Piedras Negras, Coahuila, donde permanecía en un albergue, la madre indicó que los tatuajes del cuerpo corresponden a los de su hijo.

Por el estado de descomposición del cuerpo que apareció flotando en las aguas del Río Bravo, las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Coahuila de Zaragoza no pueden confirmar su identidad hasta realizar un dictamen pericial de huellas, para cotejarlas con las que proporcione el Consulado de Honduras, indicaron las dependencias.

La otra persona permanece como desconocida, ya que no contaba con algún documento de identificación y tampoco ha sido reclamado.