Energías renovables ayudan a combatir récord de emisiones

0
261

En 2022, las emisiones de CO2 procedentes de emisiones de energías fósiles aumentaron un 0,9%, un nivel récord, aunque menor al previsto gracias a las energías verdes que ayudaron a compensar la mayor parte de la demanda de petróleo y carbón, así lo dio a conocer la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Si bien el uso de energías “solar y eólica, de los vehículos eléctricos, de la eficiencia energética y otros factores frenaron el aumento del CO2”, la tendencia de crecimiento combustibles fósiles resulta insostenibles y propician un aumento en los desajustes climáticos.

El reporte de la AIE indica que el año pasado las emisiones planetarias de CO2 procedentes de energías fósiles aumentaron un 0,9%, alcanzando un récord de 36.800 millones de toneladas, la mayoría procedentes de energías fósiles relacionada principalmente con episodios climáticos extremos y con los problemas de funcionamiento de numerosos reactores nucleares.

Asia y Europa son los principales actores en este aumento en combustión de carbón debido a ese combustible fue con frecuencia una alternativa ante el aumento en los precios del gas.