Ejército de México responde a acusaciones sobre jóvenes

0
242

A raíz de los hechos en los que murieron cinco jóvenes y uno más resultó herido, evento ocurrido este domingo 26 de febrero en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en el que Derechos Humanos acusa al ejército de haber sido el responsable de los fallecimientos, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) emitió un comunicado, y afirmó que “al escuchar un estruendo, el personal militar accionó sus armas de fuego”.

Aunque no reconoció, pero tampoco rechazó haber sido los culpables de las muertes, la Sedena informó que fue durante un despliegue militar el pasado domingo a las 4:50 de la madrugada, cuando militares reconocían el área urbana de Nuevo Laredo, y de pronto “se oyeron disparos de armas de fuego” y al acercarse vieron a un vehículo pick up con siete personas a bordo “a exceso de velocidad, con las luces apagadas y sin placas”.

En la narración oficial del Gobierno de México, emitida 48 horas después del suceso que ha conmocionado a la sociedad tamaulipeca y el país en general, la Sedena explicó que los integrantes que viajaban en el vehículo, “al observar la presencia de tropas, aceleraron la velocidad de manera intempestiva y evasiva, deteniendo su marcha al impactarse con un vehículo que estaba estacionado”.

“De esta situación, al escuchar un estruendo, el personal militar accionó sus armas de fuego; suceso que actualmente diversas autoridades se encuentran investigando para determinar la veracidad de los hechos”.

Sin dar más detalles en torno a lo que el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo considera “una masacre” en contra de los jóvenes que salían de un antro, la Sedena continuó con su posicionamiento en el que confirmó la muerte de cinco personas en el lugar de los hechos, una persona más herida y otra resultó ilesa.

“De manera preliminar se observó una persona ilesa, una herida y cinco personas sin vida; a la persona que resultó herida se le brindó la atención, solicitando el apoyo de una ambulancia para ser evacuado a una instalación sanitaria”.

Las fuerzas federales indicaron que se actuó en coordinación con la Fiscalía General de la República para “colaborar con las investigaciones”, con la Comisión Nacional de Derechos Humanos para “facilitar sus investigaciones”, así como con las indagatorias de la Fiscalía General de Justicia Militar, “por lo que concierne a las acciones desarrolladas por parte del personal involucrado en el ámbito del fuero militar”.

Finalmente, y ante la presión de la sociedad, de medios de comunicación y de activistas de derechos humanos, el comunicado expresó que existe un “diálogo abierto con las familias, por conducto de la Unidad de Vinculación Ciudadana de la Secretaría de la Defensa Nacional, para brindar las atenciones que corresponden en este tipo de casos”.

Efrén Urrutia