Dos mujeres y una silla presidencial

0
624

Histórico. Habrá que repetirlo para recalcarlo: histórico el hecho y el momento político, económico y social que vive México por muchas razones; pero principalmente por la inminente asunción el próximo 1 de octubre de la primera mujer al cargo de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Por primera vez en la historia de este país, dos mujeres, respaldadas por grandes alianzas de partidos políticos, se disputarán la elección de la titularidad del poder ejecutivo en México.

Por primera vez en la historia de este país, dos mujeres, formalmente candidatas, concentran ampliamente las preferencias del electorado nacional, según las principales empresas encuestadoras.

Y por primera vez en la historia de este país, con el padrón electoral más grande, con el número de puestos de elección popular más alto y con una sociedad peligrosamente polarizada, el proceso electoral definirá si la estructura democrática de México es capaz de resistir y superar el estrés y la presión a los que ha sido sometida en los últimos años.

Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, Xóchitl y Claudia, inician hoy lo que será el tramo definitorio más importante en sus vidas personales y familiares; pero su desempeño y logros electorales repercutirán con marcado y diferenciado acento en los problemas que actualmente vive México.

El Sistema de Seguridad rebasado por la delincuencia, el Sistema de Salud desarticulado por indolencia, el Sistema de Educación retrocedido por incompetencia, el Sistema Federal centralizado por prepotencia, el Sistema Institucional destruido por indecencia y el Sistema Económico en riesgo por insolvencia, serán los retos y desafíos que enfrentarán estas destacadas profesionistas y políticas mexicanas desde el primer minuto de este día y, más aún, una vez que una de ellas asuma el cargo de primera mandataria de este importante país latinoamericano.

También estará en la contienda electoral alguien llamado Jorge Álvarez.

EtiquetasColumna