Clausuran hotel por fiesta gay clandestina 

Motel

La madrugada de este domingo, personal de la Policía en coordinación con personal de Reglamentos clausuraron un hotel donde se llevaba a cabo una fiesta gay de manera clandestina y sin los permisos correspondientes.

Clausuran motel

En el lugar dos extranjeras señalaron que habían acordado con el síndico del ayuntamiento para realizar dicha fiesta en un lugar que tiene permiso como hotel pero nunca mostraron el de la venta de bebidas alcohólicas o el cover para poder ingresar a esta fiesta.

El hotel que fue clausurado en esta ocasión fue el denominado Amaria Villas, el cual se encuentra ubicado por el camino viejo al Jorullo, en la parte alta de Paso Ancho.

Los agentes de la Policía acudieron a verificar un reporte de un vehículo sospechoso y al hacerlo descubrieron que se estaba llevando a cabo una fiesta donde estaban cobrando, por lo cual dieron aviso al personal de Reglamentos.

Esta situación se tornó turbia luego de que al momento de pedir el permiso correspondiente de venta de bebidas alcohólicas no lo mostraron además de que un extranjero que estaba en la puerta dijo que ya el síndico del ayuntamiento tenía conocimiento,sin embargo los oficiales de Reglamentos nunca recibieron la llamada del Síndico, así que decidieron clausurar el lugar.

Clausuran motel

El que organizó la fiesta fue un canadiense. Señaló que él había pagado dinero para hacer la fiesta. Asimismo preguntó qué era lo que estaba pasando, que si se trataba de homofobia, a lo que respondieron que no, que solo se estaba cumpliendo con el reglamento y era por ello que se clausuraría la fiesta.

En este caso se dijo que existió un intermediario y se presume que pudo haber tráfico de influencias pero nunca imaginaron que la Policía llegaría para pedir el apoyo de Reglamentos.

Hasta el momento solo existe el señalamiento de un extranjero y de un sujeto apodado "El Junior", ellos señalaron que el síndico tenía conocimiento de esta fiesta aunque este nunca se manifestó ni con los oficiales de la Policía ni con los dos inspectores de Reglamentos quienes elaboraron el acta de clausura.

Comparte