Canallada a pensionados

El júbilo por haber concluido la etapa productiva-laboral y por tal el poder jubilarse con el derecho a una pensión que permita ese júbilo, no ha sido así. Mas lamentable el espectro cuando la administración peñista incurrió en la canallada de aplicar UMA a las pensiones, lo que les debilitó aun más. Podría decirse que las pensiones eran una carga y que van poniendo contra las cuerdas a las finanzas públicas, lo que les habría dado oxígeno con los pagos en UMA. Pero en realidad lo que ha puesto en jaque las finanzas públicas es el impune saqueo, como la Estafa Maestra con la que en la administración peñista se despacharon con el robo de miles de millones de pesos, utilizando, incluso, a Universidades, a parte lo del Fobaproa, el mayor saqueo a la nación en las últimas décadas, en donde hubo de todos, hasta delincuentes de “cuello blanco” y por cuyo despojo a la nación, generaciones enteras han pagado y seguirán pagando una factura que se les pasó sin ninguna explicación ni justicia.

Entonces, si hay dinero para pensionados, para que tengan su jubilación. Pero las porquerías y complicidades han puesto en jaque a las pensiones.

La Unidad de Medida y Actualización (UMA) es la referencia económica en pesos para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas, así como en las disposiciones jurídicas que emanen de todas las anteriores, se describe en el INEGI.

Y es tal el impacto que la actual administración lópezobradorista expresa orgullo por el fortalecimiento de los salarios mínimos, cuyo ejercicio se considera de histórico. Peor, el beneficio de los salarios mínimos no se reflejó en las pensiones. Se dio la canallada peñista y sus cómplices y aduladores, para convertir el pago de pensiones de salarios mínimo a UMA lo que les quitó como el 30%.

“La reforma constitucional en materia de desindexación del salario mínimo, publicada en 2016, afectó gravemente a las y los pensionados del país, quienes han visto disminuido su pago por una indebida interpretación del IMSS e ISSSTE, que tomaron a la Unidad de Medida y Actualización (UMA) como referencia para calcular el monto de las pensiones” ha asegurado la senadora Gricelda Valencia de la Mora.

La UMA, aclaró,  la presidenta de la Comisión de Seguridad Social, en un comunicado del Senado, se estableció para sustituir al salario mínimo como indicador de conceptos jurídicos como multas, prerrogativas o créditos, pero no es aplicable para el cálculo o pago de pensiones, ya que no está acorde con la propia naturaleza y finalidad de estas prestaciones, como sí lo es el salario mínimo, conforme al artículo 123 constitucional, apartado A, fracción VI.

Este cambio, reconoció, mejoró el salario de los trabajadores del país en activo, quienes en este sexenio recibieron un incremento de más del doble a lo percibido en años anteriores.

No obstante, se perjudicó a los pensionados y jubilados, ya que al ser generalizada la desindexación en su aplicación, los sistemas de seguridad social emitieron circulares internas para la determinación y cálculo de nuevas pensiones, lo que afectó a nuevos beneficiarios y en algunos casos, a pensionados anteriores.

La legisladora de Morena subrayó que en el sistema jurídico del país debe quedar claro que la UMA no puede utilizarse como medida para el cálculo de pensiones. En 2016, precisó, nadie se percató que ese cambio afectaría al pensionado, porque el monto de la UMA y del salario mínimo, entonces, era el mismo.

No así en 2017, cuando los pensionados notaron que se les pagaba menos, según sus cálculos. Allí, dijo la legisladora, fue cuando comenzó la batalla judicial contra el IMSS y el ISSSTE, esperando que el pago de su pensión se calcule con base en salarios mínimos.

Señaló que de 2016 a 2018, la diferencia entre salarios y UMA fluctuó entre 7 y 7.96 pesos. En 2019 la brecha se incrementó 14.32, es decir, más del doble que en años pasados, y conforme avanza el tiempo, el contraste en valor entre ambos es cada vez más grande.

“El valor mensual por una pensión promedio de cinco veces el salario mínimo es de 12 mil 673.5 pesos en UMA. En salarios mínimos mensual sería de 15 mil 402, es decir, una diferencia de dos mil 728.50 pesos”. Esta cantidad es prácticamente un salario mínimo mensual, puntualizó Valencia de la Mora.

Para un pensionado cuyo ingreso único sea ese, la diferencia es una cifra enorme. Además, dijo, es injusto que nos cobren en salarios mínimos y nos paguen en UMA. De acuerdo con el Inegi, el valor mensual de la Unidad se calcula multiplicando su valor diario por 30.4 veces y su valor anual se calcula multiplicando su valor mensual por 12.

Sobre el tema, un litigio a favor de maestros sentó jurisprudencia para que se les considere en pensiones el pago de salarios mínimos no de UMA. Pero esta es una lucha en tribunales, amparos, y esas cosas. Cuando de entrada lo que se tiene que es que se proceda de manera constitucional, que el Congreso de la Unión para que se pronuncie y se corrija esta canallada contra los hogares de los pensionados.

Que la jubilación esa ese júbilo, No una mentada por la pulverización de las pensiones. Si en verdad se pensara en las finanzas públicas nunca se debió de haber actuado en consecuencia en contra de bodrios como el Fobaproa, con el que nos saquearon y seguimos pagando.

Edición impresa digital aquí