Alemania dice adiós a la energía nuclear

0
372

El gobierno de Alemania cerró sus últimas tres plantas de energía nuclear. Isar 2, Emsland y Neckarwestheim 2, fueron desconectadas el sábado tras una batalla de 60 años por parte de ambientalistas.

Es “el final de una era”, dijo la empresa de energía RWE en un comunicado en el que confirmó que los tres reactores habían sido desconectados de la red.

Tal medida estaba programada para finales de 2022, pero la guerra en Ucrania obligó su postergación ya que la interrupción del suministro del gas ruso a Alemania despertó los temores de una emergencia energética.

Si bien esta es una batalla ganada para los activistas que durante 60 años pelearon para erradicar la energía atómica, no todos en Alemania están contentos con la decisión, de hecho, hubo llamamientos y movilizaciones 

Analistas y políticos conservadores, exponen que el país es esclavo del dogma del Partido Verde, que desecha la energía nuclear doméstica en un momento en que el corte de la energía rusa significa un aumento de los precios.

Acusan al gobierno de aumentar la dependencia de los combustibles fósiles en lugar de utilizar la energía nuclear, que causa menos emisiones.

“Es un día negro para la protección del clima en Alemania”, dijo Jens Spahn, diputado conservador del partido Unión Demócrata Cristiana, a inicios de la semana.

Los partidarios del movimiento verde y de la izquierda, argumentan que es ilógico aferrarse a la energía nuclear, que es más cara que la eólica o la solar.

Así mismo exponen que para poder mantener conectadas las tres centrales atómicas, se necesitaría una gran inversión y que esos fondos deberían destinarse más bien a fuentes de energía renovable.

Así, ambos bandos se acusan mutuamente de ideología irracional.

Estadísticas

En la actualidad, Alemania obtiene casi la mitad de su electricidad de energías renovables, según la Oficina Federal de Estadística en el 2022 era el 44%, en tanto que solo el 6% era de la energía atómica.

Tras el evento de cierre, el ministro de economía verde, Robert Habeck, destacó que para el 2023, en Alemania el 80% de la electricidad será renovable. 

Llamna Gómez