Vida privada y talento de “El Sol” vuelven a brillar

Vida privada y talento de “El Sol” vuelven a brillar

La plataforma de música por streaming Spotify ha anunciado que el cantante mexicano, Luis Miguel, ha superado la barrera de las cinco mil millones de descargas en todo su repertorio musical.

A través de sus redes sociales, “El Micky” dio a conocer que su música prácticamente ha sido descargada por todo el mundo. Si consideramos que la población mundial suma 7 mil 600 millones de habitantes, es como si un 80 por ciento de la población mundial hubiera descargado su música, aunque no sea necesariamente cierto.

El ranking de esta evaluación la hace una compañía australiana llamada S money. Esta compañía ha revelado que la canción “Ahora te puedes marchar” es la canción más demandada en todos los países, pues suma la cantidad de 299 millones 811 mil 47 reproducciones en Spotify. Asimismo, mensualmente tiene más de once millones de oyentes, lo que se estima en una ganancia de un millón 364 mil 335 dólares, hasta febrero a este año. 

La investigación se denomina: The most Song Every Country (La Canción Más Valiosa de todos los Países). El valor económico se obtiene gracias a la plataforma Kworb que se enfoca en las cifras de Spotify.

El fenómeno llega después del estreno de la segunda temporada de la serie biográfica de Luis Miguel. La popular serie arrancó el pasado domingo 18 de abril, a través de Netflix.

Después de que se hablara de que “El Sol de México” podría privar a sus fans de los misterios o vestigios de un pasado enterrado. El año pasado se despejaron algunas dudas, cuando Netflix ventiló el teaser  y confirmó la segunda temporada.

Tal como pasó en la primera entrega, la trama se desarrolla en dos líneas temáticas: la vida privada (lo que el intérprete quiere que veamos); y las mieles del éxito, es decir, la figura del ídolo mexicano: la efervescencia del pop de los noventa; el impacto de los álbumes de boleros, “Romance” y “Segundo Romance”; y la transición hacia un estilo más urbano, sin el filtro, tratamiento y despojo que las disqueras operan en los artistas; es decir, notamos la intervención del intérprete para presentarnos a un Luis Miguel más humano; un ser que a pesar  de gozar de mujeres, fama y dinero, es un hombre solitario que vive traumatizado por la ausencia de la madre, porque los “Luis Migueles también lloran”.

 

Aun así, y más allá de la manera en que los hechos y la ficción se entretejen en un manto de insinuaciones, verdades y mentiras, para los que crecieron escuchando canciones como “Ahora te puedes marchar”, “La incondicional”, o “Culpable o no”, la serie ofrece una posibilidad de recapitular y revivir las añoranzas de un pasado no demasiado remoto, pues los protagonistas todavía siguen dando de qué hablar en las secciones de espectáculos (y a veces en la nota “roja”) de los medios masivos de información. 

De esta manera, el espectador puede revivir, semanalmente, el recuerdo de una época; un estilo de vestir y de pensar, colmado de peinados esponjados y moda noventera; mientras desvela el misterio íntimo del enigmático y misterioso cantante, aderezado por la gracia y talento de quien encarna al verdadero Luis Miguel, a través del televisor.

Las interpretaciones musicales del Sol de México vuelven a brillar en el cielo, con todo y pandemia, así como su popularidad. Mediáticamente, vuelve a crecer. Su impacto supera con creces los inicios de su carrera, convirtiéndolo en el artista “mexicano” más importante del momento.

Comparte