Vecinos de Campo Verde exigen a Dávalos no destruya sus canchas

Manifestantes protestan contra Arturo Dávalos en campo verde, Mojoneras

Vecinos del fraccionamiento Campo Verde, ubicado después de Mojoneras rumbo al campo de golf, se encuentran sumamente molestos con el gobierno municipal por aprobar que les quiten su espacio deportivo para una obra federal, al parecer salones de usos múltiples.

Alrededor de 560 viviendas integran esta colonia llena de vialidades destrozadas, por lo que los habitantes afectados en su protesta llevaron una lona con la leyenda: 

“Arturo Dávalos no destruyas las canchas, arregla las calles”.

Walter Padilla es vecino y promotor deportivo de Campo Verde, señaló; 

“Nadie nos informó nada, ni la coordinadora de Desarrollo Social, Guadalupe Robles, nadie del gobierno nos dijo nada, por debajo del agua nos dimos cuenta que nos quieren quitar las canchas y hacer aquí salas de juntas y talleres, ¿en realidad eso para que los ocupamos?”, cuestionó.

LA COORDINADORA LOS MAL ATENDIÓ

Lamentó que ya está la maquinaria trabajando y quitando árboles. 

“Aquí peleamos que nos respeten nuestra cancha, aquí es donde nos desarrollamos deportivamente y tenemos años que nosotros la limpiamos y hasta ahora se acuerdan que existe”, advirtió.

Acusó a la coordinadora del Ayuntamiento de prepotente

“Le preguntamos porque no nos avisó, pero la señora muy negativa, solo dijo que era un proyecto ya decidido, pero su obligación es tener contacto con los colonos… pero se molestó”, lamentó.

Preocupados indicaron que poco a poco han ido perdiendo sus áreas verdes, incluso una inmobiliaria intento en una ocasión tumbar la barda perimetral para intentar prolongar un acceso, a lo que ellos se opusieron el año pasado, y ahora de nuevo están en lucha de preservar sus áreas comunes.  

ÁREA DE DONACIÓN QUE NO ESTÁN DISPUESTOS A PERDER

Es en la primera entrada del fraccionamiento, hasta el fondo, donde la calle Montaña hace esquina con Cañadas, ahí se puede observar que parte del área de donación ha sido utilizada para un parque, juegos infantiles y una cancha de futbol, donde acostumbran a jugar sanamente aproximadamente 250 niños y jóvenes

Jonathan es uno de ellos, quien manifestó: 

“Nadie está de acuerdo con los proyectos que traen, aparte que no se nos notificó, no nos agrada la idea que nos remuevan la cancha”. 

La constructora ya trabaja alrededor, y en la cancha han abierto unos pozos para instalar postes y cercar el área, pero los vecinos mantienen guardias para impedir su cierre y exigen a las autoridades que respeten las áreas de donación de la colonia. 

Señalaron los enormes baches en sus calles, que se vuelven intransitables en tiempos de lluvias, pues parecen ríos y lagunas.

“Hemos aguantado de todo, pero no se vale que nos quieran quitan la cancha”, señalaron al advertir que no se van a dejar.

Comparte