Una vida triste la de los perros de la calle

Una vida triste la de los perros de la calle

Muchas colonias de Puerto Vallarta tienen el problema de la proliferación de perros sueltos en las calles, mismos que aparentemente no tienen dueño, pero se quedan a dormir en las afueras de un domicilio, un portón o en alguna banqueta donde en algún momento le dan de comer, pero sin contar con ningún tipo de atención veterinaria, vacunas o algún tipo de tratamiento para el control el parásitos internos externos y enfermedades de la piel. En el caso de la colonia Campestre la Cañadas, los perros andan sueltos y se nota que andan por las calles buscando comida, con sed a merced de quienes les echan encima los vehículos con intensión de atropellarlos, algunos logran evitar el golpe otros no tienen tanta suerte.   El reporte en esta colonia es por los ciudadanos que caminan por la noche entre las desoladas calles con escaso alumbrado público, sin banquetas, sin pavimento, calles que literalmente no tienen servicios y de ahí que esto parezca más una zona serrana en el caso de la parte alta. El temor radica en que estos animalitos no tienen ningún control y por la noche se convierten en feroces guardianes de su territorio y con frecuencia logran morder alguna persona incluso niños que son los de mayores riesgos de ser atacados por estos animales sin control, cuando los menores van solos a la tienda, por ejemplo. Alberto García Farías

Comparte