Justin Trudeau convoca a elecciones anticipadas en Canadá

Canadá convoca elecciones anticipadas

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció el domingo la convocatoria de elecciones anticipadas para el 20 de septiembre, menos de dos años después de las últimas elecciones federales, al estimar que la pandemia trae un momento "histórico" para el país.

La gobernadora general, representante de la Reina Isabel II, "aceptó mi petición de disolver el Parlamento. Por lo tanto, los canadienses irán a las urnas el 20 de septiembre", dijo Trudeau desde la capital federal, Ottawa.

Según él, su país está en un "momento histórico" y por eso "es extremadamente importante que los canadienses puedan elegir cómo se saldrá de esta pandemia y cómo será la reconstrucción para mejor".

"Ahora tomaremos decisiones no sólo para los meses, sino para las décadas venideras", dijo Trudeau, de 49 años.

"Les pido que apoyen a un gobierno progresista y ambicioso" que aboga por "un sistema sanitario fuerte, una vivienda asequible y un medio ambiente protegido", añadió, lanzando algunos de los principales temas de su campaña.

Como jefe de un gobierno con minoría parlamentaria desde octubre de 2019, lo que le hace depender de los partidos de la oposición para aprobar sus reformas, Trudeau pretende aprovechar las encuestas favorables, su gestión de la pandemia y el éxito de la campaña de vacunación.

Pero los partidos de oposición, todos en contra de las elecciones anticipadas, denunciaron un cálculo político detrás de la decisión del primer ministro, tomada a pesar de que la pandemia continúa. 

Al igual que otros países, Canadá ha anunciado recientemente que se enfrenta a una cuarta ola de covid-19, debido al desarrollo de la variante delta, que es más contagiosa. 

Sin embargo, el país tiene una de las mejores coberturas de vacunas del mundo: el 71% de los 38 millones de canadienses han recibido una primera dosis y el 62% están completamente inmunizados. 

"Es el único momento de oportunidad, porque con el regreso a las escuelas y universidades dentro de quince días, los casos de covid van a aumentar necesariamente", dijo a la AFP Felix Mathieu, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Winnipeg. Y Trudeau "ya ha durado 18 meses, que es la vida promedio de un gobierno en minoría".

Pero es una "apuesta arriesgada", cree Daniel Béland, profesor de ciencias políticas de la Universidad McGill ante las encuestas actuales que no le garantizan una mayoría. 

Para estar al frente de un gobierno mayoritario, su partido, que cuenta con 155 legisladores, deberá obtener al menos 170 de los 338 escaños de la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento, que garantizan una mayoría. 

Participación incierta

"La elección podría jugarse en unos pocos escaños", agrega y "como es claramente una decisión de Trudeau, podría costarle caro en términos de liderazgo si fracasa". 

Erin O'Toole, el líder de los conservadores, el único otro partido capaz de formar gobierno -119 diputados en la actualidad- carece de notoriedad entre la población pero podrá contar con las provincias rurales como un reserva de votos.

El domingo, para el lanzamiento oficial de su campaña, centró su primer discurso en la promesa de una "economía fuerte" en contraste con la política liberal de "más deuda, más gasto". Y denunció enérgicamente la decisión de Trudeau de convocar elecciones. 

"No debemos poner en peligro todos nuestros esfuerzos por juegos o beneficios políticos", dijo O'Toole en su conferencia de prensa. 

Jagmeet Singh, que encabeza el Partido Nuevo Democrático (NDP), es el otro rival de Trudeau y podría arrancarle votos a los liberales entre los jóvenes y los habitantes urbanos.

Denunciando una "decisión egoísta" de Trudeau, dijo el domingo que estaba dispuesto a "luchar por los trabajadores, para obligar a los ultra-ricos y a las grandes empresas a pagar su parte justa, y para construir una recuperación que beneficie a todos".

Se espera que la campaña electoral gire en gran medida en torno a la gestión de la pandemia y los amplios programas de ayuda de emergencia desplegados por el gobierno, así como en torno al plan de recuperación pospandémica de 101.400 millones de dólares en tres años. 

Pero los temas ambientales y el de la reconciliación con los pueblos indígenas también serán cruciales para esta elección, que promete no tener precedentes. 

Las restricciones sanitarias aún en curso en varios estados limitarán los mítines electorales y la gran incertidumbre será el nivel de participación. 

Además, si la votación por correo es más utilizada, como se espera debido a la pandemia, es posible que el resultado no se conozca la noche de la elección.

Comparte