TECLA 7/6 Que ridículo

Apantalla: 84% de los consultados votó por la extensión de mandato de dos a cinco años del morenista Jaime Bonilla en la gubernatura del vecino estado de Baja California.

Y que pobre se ve el 15% de los que se pronunciaron en contra.

El júbilo de los morenistas vecinos de los morenistas sudcalifornianos, raya, sin embargo, en el ridículo.

En realidad ese 84% representó poco más de 45 mil votantes, de cerca de ¡tres millones de ciudadanos con credencial de elector!

–¿Quiénes eligieron qué?

Ni siquiera en un proceso de muy bajo perfil, los propios morenistas o simpatizantes de Morena que le dieron el triunfo a Jaime Bonilla, acudieron a reiterarle su apoyo le dieron en los pasados comicios gubernamentales.

Morena con tal invento de imponer criterios de levantadedos de unos cuantos al ejercicio democrático, por igual se vio aislado: se instalaron 250 casillas con mil boletas cada una –es decir, para 250 mil participantes–. Y ni así. La abstención fue brutal.

No obstante, el morenista Bonilla en el juego del “yo yo”, sin asumir realidades con la consulta dominical, llegó jactarse que el “pueblo votó en contra de los intereses mezquinos”.

En información de la Agencia Reforma, acreditada a Aline Corpus, el morenista todavía se ufanó aún más. Arremetió:

“Pues se llevó a cabo la consulta, yo creo que ustedes ya han leído hasta de más sobre ella, pero estamos muy contentos en Baja California, porque se le dio la oportunidad al pueblo que hablara, que dijera su punto de vista y opinara”.

“Y ya el pueblo opinó en contra de los intereses mezquinos de muchos que obviamente tienen como meta seguir entorpeciendo el funcionamiento del nuevo Gobierno”.

Pero, vaya cinismo político llamarle pueblo, a tan escasa votación respecto a toda la población electoral.

El pueblo no votó por esa farsa.

Farsa que en todo el país, por igual ha recibido toda clase de críticas. Preocupa que un experimento político de tal dimensión, esté incubando futuras decisiones contrarias al interés de la sociedad. Atentado mismo a las urnas por levantadedos.

Bonilla no se detuvo, en su desacierto todavía metió al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Refirió:

“Como dice el Presidente de México, ya que lo superen, ya perdieron, no entienden que no entienden, y que los tenemos rodeados, así dice el Presidente”.

Ayer, mismo la Agencia Reforma confirmaría que el Gobierno de Baja California había recibido la documentación que contiene la reforma al artículo que amplía la duración de la próxima Gubernatura, pero evitó aclarar cuándo la publicará.

Después de que la reforma fue turnada por el Congreso local este martes, debe ser publicada en el Periódico Oficial del Estado.

En un comunicado, se informó que una vez recibida esta documentación se turnó al área jurídica del Gobierno estatal para su análisis.

“Concluido este proceso, será publicada de forma inmediata en el Periódico Oficial del Estado”, señala.

“(Hasta que esté) publicada, la reforma entra en vigor al día siguiente, por lo que las instancias que así lo determinen podrán dar inicio a los instrumentos jurídicos que correspondan ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, añade el comunicado del Congreso local.

Vienen por tal los tiempos de amparos.

De la consulta morenista a la jugada legislativa de Morena.

La lucha por el poder no tiene escrúpulos, si golpes de pecho.

Todo con el pueblo, por el pueblo. Aun cuando en los hechos, con los números de la participación ciudadana en la consulta bajacaliforniana, no estuvo el pueblo. Sólo la avidez por el poder, justificándose en el pueblo.

Que ridículo.

Edición impresa digital aquí