Proyecto de Tebelchía celebra con sus niños

0
145

Los niños de la comunidad de Tebelchía, vivieron una gran experiencia este fin de semana, al tener la posibilidad de salir de su comunidad y poder vivir experiencias nuevas, diferentes a lo que conocen en su vida diaria.

La licenciada Olga Araceli, quien constituyo el Proyecto “Nuestro Pedalear: Construir la Paz en su comunidad”, se ha empeñado en que los niños y jóvenes sepan que la vida está más allá de los teléfonos celulares y las adicciones, dos cadenas que frenan su crecimiento y desarrollo personal e intelectual.

Está cruzada por los niños y las niñas de Tebelchía los llevó este fin de semana a realizar un recorrido de concientización en el marco del Día internacional de la paz.

Buscan normalizar un mejor trato a los animales

“Para los niños de las comunidades rurales es normal que a los animales se les maltrate, como es el caso de gatos y perros al aventarle piedras y palos sin saber que sienten y sufren, por eso esta visita al centro de control animal era tan importante, es fomentar el amor y respeto por los animales”.

Platicó que la aventura mantuvo a los menores tan emocionados, al grado de que aunque la salida estaba planeada para las 07:00 horas de este sábado, los niños llegaron muy temprano y armados con sus linternas, ya que la luz se había ido momentos antes, por lo que al avanzar por las calles oscuras parecía que estaban invadidas por luciérnagas.

De acuerdo con la organizadora, los menores preguntaban sobre la vida de los animales y si los perros tenían siete vidas como los gatos cuando iban de camino a las instalaciones de la Sociedad Animal.

En este lugar, los anfitriones enseñaron a los niños a cuidar a los animales y a verlos como amigos y como parte de la familia mediante canciones y un teatro guiñol inflable.     

Esta experiencia finalizó con una visita al estero El Salado, donde se les enseñó la flora y la fauna de uno de los pulmones urbanos más importantes de Puerto Vallarta.

Sociedad Animal teatro de enseñanza