Subsecretario de vacaciones

Hugo López-Gatell Ramírez playa Zipolite, Oaxaca, sin usar cubrebocas

Calíope

La semana pasada se difundieron en redes sociales imágenes de Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y el encargado de frenar la pandemia de Covid-19 en México, en un viaje a Zipolite.

Como es de esperarse, montones de usuarios criticaron las vacaciones del subsecretario y con toda razón.

Los usuarios de redes sociales reclamaron a López-Gatell por presuntamente haber viajado a la costa de Oaxaca cuando los contagios de Covid-19 van a la alza en la Ciudad de México y en diversas entidades.

También recordaron que el gobierno llamó a no salir de casa y a no realizar reuniones de Navidad y Año Nuevo.

Otros señalaron que, independientemente de que cada quien es libre de hacer lo que quiera, López-Gatell es el funcionario público que más interesado debería estar en que la gente se moderara en las fiestas decembrinas y evitara salir de casa.

Ahora con este ejemplo resulta muy difícil creer o seguir sus recomendaciones, simplemente no hay manera de creerle. Y el asunto es por demás delicado.

México es el país con la tasa de letalidad más alta por Covid-19 entre los 20 países más afectados por coronavirus del mundo, de acuerdo con un análisis de la Universidad Johns Hopkins en el que se muestra que la letalidad del SARS-CoV-2 en el País es de 8.8 por ciento.

Esta tasa de letalidad duplica la de Irán, país que más se le acerca en esa referencia, que reporta 4.5 por ciento.

La universidad, que define la tasa de letalidad como el número de muertes por cada 100 casos confirmados, aclara que ésta puede variar entre cada país por factores como el número de pruebas que se realicen para detectar el Covid-19, pero también por las características del sistema de salud.

En cuanto a la tasa de mortalidad por cada 100 habitantes, entre los 20 países más afectados, México aparece en el sexto lugar.

Al mismo tiempo, en un artículo publicado en la revista The BMJ, de la Asociación Médica Británica dirigida a profesionales de la salud, se acusa que el “negacionismo” del Gobierno México ha resultado en un control de la pandemia que califican de desastroso:

“A pesar de tener una de las peores cifras de muertos en la pandemia, el Gobierno de México se negó a ordenar confinamientos o expandir las operaciones de prueba y rastreo. El resultado ha sido devastador tanto para los médicos como para los pacientes”, señala la publicación del pasado 30 de diciembre.

Y mientras tanto, el encargado de frenar la pandemia está de vacaciones.

@cromerogabriell

Comparte