Sofía Castro dice su experiencia en la familia presidencial

0
495

Sofía Castro, hija de la actriz Angélica Rivera y el productor José Alberto Castro, compartió en una entrevista con Yordi Rosado en su canal de YouTube el desafío que ha significado su carrera actoral.

Describió su recorrido como nadar contra todo un sistema y contra todo un país para poder desarrollar su trabajo.

La joven de 26 años habló sobre su experiencia como actriz hija de dos figuras famosas, pero también como hijastra, durante una temporada, del expresidente Enrique Peña Nieto, quien estuvo en el cargo desde 2012 hasta 2018, mientras estaba en una relación con su madre.

Sofía mencionó que ser parte de la familia presidencial no era algo que deseara, sino que fue simplemente el resultado de la relación de su madre con el expresidente. Durante la campaña y el sexenio de Peña Nieto, ella, sus hermanas Fernanda, Regina y los tres hijos del expresidente se convirtieron en una familia y un equipo que se apoyaron mutuamente para sobrellevar las críticas y señalamientos que enfrentaban debido a su posición.

Especialmente como la única figura pública entre los seis hijos, Sofía sufrió un acoso mediático considerable. A veces, la tomaban como vocera de la familia, aunque oficialmente no lo era y desconocía muchos detalles de los temas sobre los que le preguntaban. Este constante escrutinio y los comentarios negativos en redes sociales sobre su aspecto físico la afectaron profundamente, llevándola a desarrollar problemas alimenticios y enfrentar inseguridades significativas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Yordi Rosado (@yordirosadooficial)

Sofía reveló que fue víctima de “Body Shaming”, una práctica de avergonzar o burlarse de alguien por la apariencia de su cuerpo, en su caso, especialmente por su estatura y peso. Los comentarios negativos y crueles de terceros la llevaron a lidiar con problemas como bulimia y anorexia.

Durante esta difícil etapa, también estuvo involucrada en una relación amorosa tóxica, que finalmente pudo dejar atrás cuando se fue a estudiar actuación a Los Ángeles. A pesar de todo, destacó el apoyo constante de sus padres, quienes siempre estuvieron ahí para ayudarla a salir adelante.

Sofía hizo hincapié en que ha alcanzado sus logros por sus propios méritos y es consciente de que su trabajo actoral es fruto de su esfuerzo y dedicación, sin deberle nada a nadie.

Jimena Baumgarten