Servicio de hospitales y comercios muy afectados por la pandemia

Familiares hispitalizados

Muy malos momentos pasan los familiares de los pacientes de la clínica 42 del IMSS al estar cerrada de manera permanente la sala de espera por la contingencia del covid 19. El cierre de las áreas de estacionamiento causó afectación al comercio de la calle Melchor Ocampo.   

Con la llegada de la pandemia al puerto muchas cosas cambiaron para quienes tienen la necesidad de acompañar a sus familiares enfermos hospitalizados en tratamiento en esa clínica 42 del seguro social donde la sala de emergencias fue modificada drásticamente al grado de ser un lugar amplio a un minúsculo e insuficiente espacio.  En algún momento esa amplia sala le daba cobijo a los familiares de las personas hospitalizadas, era un espacio que les permitía pasar la noche y protegerse de los elementos climáticos y les brindaba protección y seguridad. 

Con la llegada del covid-19 todo cambio y la gente ya no puedo entrar al hospital y por supuesto ya no hubo manera de tener en donde descansar un rato, ahora es dormir en la calle expuestos a todo tipo de peligros ya que se perdió esa seguridad que antes tenían.

Lamentablemente ninguna entidad como sería el sistema DIF se ha interesado por estas personas que pasan por momentos de angustia con sus familiares hospitalizados, muchos de ellos provenientes de otros municipios y con recursos limitados, apenas para pasar el día y esperar que esto termine pronto. 

Muchos de ellos no se pueden mover a buscar comida, darse un baño, comer, ir al baño y por las noches dormir a cielo abierto expuesto a los rigores del clima, en esta época al clima frío que cala hasta los huesos. 

Con el cierre de la calle para estacionamientos, también el comercio está muriendo, ya son varios los que han cerrado de manera definitiva mientras que otros apenas sobreviven, quién sabe cuánto tiempo más van a aguantar.

Comparte