Serie "The War on Cuba" de Oliver Stone se estrena en la isla

Cuba

Cuba se sube al tren de la transmisión de series dirigidas a medios digitales con un documental, patrocinado por el cineasta Oliver Stone, que narra el bloqueo de Estados Unidos a través de historias humanas dentro de la isla.

"The War on Cuba", presentado el miércoles en horario estelar en la televisión pública cubana, inicia con un gran plano del turístico Malecón de La Habana donde una chica de sombrero de ala ancha se toma una selfie, mientras pasea en un antiguo auto estadounidense convertible. 

"La gente viene buscando la verdadera Cuba y esto es lo que hacen, pero esto no es mi Cuba", dice la periodista cubana Liz Oliva, que conduce al televidente a conocer la realidad de cubanos que no aparecen en las postales.  

Aunque la serie critica al gobierno de haber "quemado" el acartonado discurso del bloqueo estadounidense, vigente desde 1962, su propósito es mostrar que esta medida, recrudecida durante la administración de Donald Trump, afecta de manera directa la vida cotidiana de los cubanos. 

"Queremos llegar a una audiencia más amplia y creemos que eso es posible a través de las redes sociales y Youtube", dijo durante la presentación en Cuba el periodista estadounidense, Reed Lindsay, director de la miniserie, producida por los cineastas Oliver Stone y Danny Glover y pública en YouTube desde octubre pasado.

Entre las historias que se cuentan en la serie, Oliva incluye la suya propia como hija de una médico que formó parte de las polémicas brigadas de salud enviadas al exterior.

Su madre, que participó en una misión en Venezuela, reconoce que una de las motivaciones que tuvo para formar parte de estas brigadas fue el mayor ingreso económico que le representaba. 

Las misiones médicas de Cuba han sido consideradas por Estados Unidos como una forma de "explotación humana".

A través de voces ciudadanas, el documental muestra la explosión del turismo y de nuevos negocios surgidos a partir del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos en 2015 bajo el gobierno de Barack Obama. 

"La Habana estaba abarrotada, había celebridades, músicos, políticos, todos, era una locura", dice Idania del Río, fundadora de Clandestina, la marca estrella de los negocios privados en Cuba.

El país fue escenario de un desfile de modas de Chanel, los Rolling Stones se presentaron en un concierto multitudinario y se grabaron escenas de "Rápido y furioso".

"Pero entonces Trump ganó" y todo eso terminó, añade Idiana desanimada en una parte de la serie que también se puede ver en el sitio Beast of the Belly, creado por Lindsay, donde el tercer episodio ya está disponible.

Comparte