Senado evita pronunciarse sobre abusos a migrantes

Agentes de migración mexicanos detienen a un migrante que se dirigía en una caravana a los EE. UU. En Mapastepec, estado de Chiapas,

El pleno del Senado de la República optó por no pronunciarse respecto a las denuncias de abusos y violencia de la Guardia Nacional y de elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) en contra de migrantes haitianos y centroamericanos, lamentaron senadores de oposición.

La vicecoordinadora del PAN, Kenia López solicitó a la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, que encabeza Olga Sánchez Cordero, un pronunciamiento respecto a la grave situación que se vive en Tapachula que ya es considerada como la primera ciudad cárcel migratoria del mundo, porque se creó un cerco militar y policiaco para impedir la salida de migrantes.

"Hemos visto las imágenes tan lastimosas que se están viviendo en el sur de nuestro país a propósito de los niños, de los bebés, de las mujeres, de los migrantes que, buscando una mejor calidad de vida, la posibilidad de tener mejores condiciones, tienen que atravesar nuestra Nación. Las imágenes son lacerantes, las imágenes son inhumanas", dijo la senadora panista quien lamentó que la Cámara Alta no se haya pronunciado.

Dijo que el Senado no puede ser omiso ante los graves abusos y se debe hacer un llamado al Instituto Nacional de Migración para que garantice los derechos humanos de las mujeres, de los hombres, de los bebés, de los niños migrantes.

"Verlos golpeados, verlos sangrando, verlos agredidos por la autoridad, simple y sencillamente es inhumano".

"Este Senado de la República no puede soslayar esas imágenes y necesitamos ser parte de esas voces que hoy reclaman justicia y reclaman que se protejan los derechos humanos. Hay hacinamiento, hay falta de servicios médicos. Este tratamiento que están teniendo las y los migrantes es una vergüenza histórica", dijo López Rabadán.

Por su parte, el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, comentó en entrevista que es más peligroso que el PAN se convierta en un partido de ultra derecha por una eventual alianza con Vox de España, es que la izquierda, en este caso Morena, se convierta en un partido de derecha que viola los derechos humanos de migrantes y realiza operativos militares para golpearlos, detenerlos y deportarlos, como está ocurriendo.

Recordó que la víspera presentó un punto de acuerdo para solicitar la comparecencia de los secretarios de Gobernación, Adán Augusto López; de Seguridad Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez; así como del titular de Migración, Francisco Garduño, pero no se consideró como de urgente resolución.

"El presidente López Obrador dice que hay que mantener a los migrantes en el sur para cuidarlos y diariamente la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración los agreden y violan sistemáticamente sus derechos humanos", apuntó.

Confió en que la Junta de Coordinación Política del Senado analice el exhorto para las comparecencias, así como para ejerza su función de control de la Guardia Nacional ante estos excesos y brutalidad contra migrantes, así como crear una comisión legislativa que viaje a Chiapas para analizar la situación que prevalece.

📷AFP

Comparte