Se muere la vida nocturna de Vallarta por botonazos

Muere vida nocturna por pandemia

Elías García Montenegro, director de operaciones del grupo Reyes de la Noche, informó que debido a los botonazos por la pandemia, ya muchos empleados de antros y bares han tenido que irse del destino y regresar a su ciudad por la falta de empleo. 

Por lo que la propuesta presentada para el municipio fue la autorización de abrir de jueves a domingo ya que estos giros están en un quiebre. 

“Al estar ya siete meses en cierres y dos abiertos nos deja un total de nueve meses de esta pandemia que no hemos laborado y las pérdidas que independientemente que se ha hecho a la parte laboral es muy grande, incluso estamos en un punto de quiebre que si no nos permiten mover el dinero que se genera aquí en Vallarta será muy difícil salir adelante, ya que los turistas no estarán viajando y el medio para generar ingresos son los locales”. 

Reconoció que efectivamente hay algunos lugares que están disfrazados como restaurantes bar y que muchas veces no cumplen con los protocolos, por lo que hay mucha presión para que estos estén dentro de la normatividad y no afecte al resto del gremio. 

Resaltó que se ha satanizado que los antros y bares son los giros negros que han provocado el contagio masivo de COVID-19, sin embargo, argumentó que ellos han estado cerrados y los casos han seguido aumentando, por lo que no son ellos quienes originan los contagios.

Si no que hay otros focos como en el transporte en donde se le debe de poner mayor atención, áreas de cobranza en las distintas oficinas de gobierno, entre otros, por lo que no hay coherencia en estos temas, solo afectando al sector de antros y bares.A punto de la quiebra los antros de Vallarta por botonazos 

Elías García Montenegro, director de operaciones del grupo Reyes de la Noche, informó que debido a los botonazos por la pandemia, ya muchos empleados de antros y bares han tenido que irse del destino y regresar a su ciudad por la falta de empleo. 

Por lo que la propuesta presentada para el municipio fue la autorización de abrir de jueves a domingo ya que estos giros están en un quiebre. 

“Al estar ya siete meses en cierres y dos abiertos nos deja un total de nueve meses de esta pandemia que no hemos laborado y las pérdidas que independientemente que se ha hecho a la parte laboral es muy grande, incluso estamos en un punto de quiebre que si no nos permiten mover el dinero que se genera aquí en Vallarta será muy difícil salir adelante, ya que los turistas no estarán viajando y el medio para generar ingresos son los locales”. 

Reconoció que efectivamente hay algunos lugares que están disfrazados como restaurantes bar y que muchas veces no cumplen con los protocolos, por lo que hay mucha presión para que estos estén dentro de la normatividad y no afecte al resto del gremio. 

Resaltó que se ha satanizado que los antros y bares son los giros negros que han provocado el contagio masivo de COVID-19, sin embargo, argumentó que ellos han estado cerrados y los casos han seguido aumentando, por lo que no son ellos quienes originan los contagios.

Si no que hay otros focos como en el transporte en donde se le debe de poner mayor atención, áreas de cobranza en las distintas oficinas de gobierno, entre otros, por lo que no hay coherencia en estos temas, solo afectando al sector de antros y bares.

Comparte