Saturada Boca de Tomatlán, sin espacios para estacionamiento

Boca de Tomatlán

En el poblado de Boca de Tomatlán Jalisco, los espacios públicos siguen siendo muy limitados, este popular balneario y corazón de la economía de la costa de Cabo Corrientes, sufre un grave problema por la falta de espacios de áreas públicas debido a que esta comunidad costera se encuentra asentada en la estrecha rivera del río los horcones. 

La construcción del malecón limitó todavía más los espacios, además se organizaron sin control ni planeación espacios de estacionamiento que están a cargo de particulares que cobran hasta cien pesos por dejar el auto una parte del día. 

En el lugar desde las once de la mañana ya está lleno, la mayor parte de los espacios para estacionar un vehículo están ya ocupados desde muy temprano (dicen) por los trabajadores de restaurantes, hoteles, trabajadores del turismo, quienes llegan, dejan sus vehículos y siguen su camino en las panga de las empresas donde trabajan por la costa. 

Boca de Tomatlán

A lo largo del día llegan los turistas, muchos de ellos en sus vehículos y es ahí donde comienza la batalla para encontrar estacionamiento y pasan por muchas dificultades para poder encontrar lugar y poder seguir su camino para disfrutar del día, para ese momento ya se perdió mucho tiempo para disfrutar.

Cabe destacar que algunos comerciantes buscan asegurar espacios frente a su negocios colocando macetas, cubetas tambos lo cual está prohibido, por esta razón, en diferentes momentos del día, pasa un patrulla de vialidad de la que se bajan los elementos, toman una fotografía del objeto, lo retiran, se lo llevan para que no se vuelva a usar para apartar lugar.

Ante el poco espacio con que cuentan en esta bonita comunidad tropical, surge la necesidad de revisar los espacios ocupados y verificar cuántos de esos que están en poder de alguien, revisar la concesión federal y re ordenar bien los espacios antes de que sea imposible recuperar las área federal correspondiente al cauce del arroyo lo horcones. 

Comparte