Salud como en Dinamarca no llegará este año

0
161

Nos hacen ver que el sábado el presidente Andrés Manuel López Obrador al parecer extendió un año más la fecha para cumplir una de sus promesas que más había insistido en que cumpliría este año. Durante su mensaje en el Zócalo de la Ciudad de México, en el festejo por los cinco años de su victoria electoral, dijo que antes de que termine su gobierno, nuestro país tendrá unos de los mejores del mundo y lo garantizó con su frase célebre: “¡Me canso ganso!”. Sin embargo, nos recuerdan que desde el año pasado y en las últimas semanas, en sus mañaneras había asegurado que esta promesa se cumpliría en este año. Por ejemplo, el 27 de diciembre de 2022, en su conferencia matutina expresó: “El año próximo (2023), a más tardar a finales, ya tendremos un sistema de salud pública como el de Dinamarca y puede ser que mejor”. Mientras que el pasado 28 de abril, el mandatario federal declaró: “Reafirmo el compromiso de que este año vamos a tener concluido este sistema de salud universal eficaz y gratuito, o sea, que sigue en pie lo de Dinamarca, para que nuestros adversarios vayan tomando nota y cada 15 días vamos a estar informando sobre el avance”. Será que el presidente López Obrador ya se dio cuenta que lo de Dinamarca no es tan sencillo, que necesita más tiempo para cumplir con su promesa, y que “no son tamalitos de chipilín”, como él dice.

El enojo del secretario particular de AMLO

Y, a propósito del acto en el Zócalo, nos comentan que, quien no estaba enojado sino furioso la tarde del pasado sábado en el festejo por los 5 años de la victoria electoral del presidente López Obrador fue su secretario particular, Alejandro Esquer Verdugo. Nos informan -con videos y fotos como pruebas – que pasadas las 5 de la tarde, hora planeada para que iniciara el evento, el lado derecho de la zona VIP, frente al templete, permanecía casi vacía, pues los invitados especiales —legisladores, alcaldes, funcionarios federales, estatales y líderes de Morena— no llegaban, pues varios de ellos tuvieron problemas para ingresar debido a la cantidad de gente, además que el personal a cargo de controlar el acceso no estaba cumpliendo de manera eficiente su trabajo. Cuando el secretario particular salió a supervisar, con gritos y ademanes pidió a los encargados que dejaran entrar al “pueblo bueno”, pues una postal con esa zona vacía sería imperdonable. Nos detallan que estos suertudos incluso alcanzaron algunos impermeables grises mandados a hacer para los invitados especiales. Por el bien de todos, primero los puntuales.

Xóchitl: el primer adversario es interno

Nos dicen que el empuje y entusiasmo que ha despertado la decisión de la senadora Xóchitl Gálvez ha emocionado a muchos, pero entre esos muchos, no se encuentran algunos de los sectores del PAN. Nos dicen que en especial los personajes panistas ligados con el ala más conservadora del partido no les emociona nada la candidatura de la senadora. Nos dicen que estos panistas tradicionales no ven con simpatía a doña Xóchitl, pues nunca se ha afiliado a Acción Nacional y tienen dudas sobre si defendería los principios panistas que por muchos años se han enarbolado. Si los números finales llegan a favorecer a Xóchitl Gálvez, ya se verá si estos grupos mantienen su postura como hasta ahora.

Ackerman quiere que lo pongan al nivel de López-Gatell y de Taibo

John Ackerman y su movimiento: la Convención Nacional Morenista, tuvieron un encuentro el sábado con el presidente del Consejo Nacional de Morena, el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo. Nos cuentan que hubo dos motivos principales en la reunión: el primero exigir que no haya exclusión para las expresiones minoritarias del partido. Y, el segundo, que se incluyan a dos integrantes de esta expresión del partido en la comisión para elaborar el Proyecto de Nación para profundizar la Transformación en 2024-2030. Nos cuentan que don John quiere estar al nivel de Hugo López-Gatell, Jenaro Villamil, Epigmenio Ibarra y Paco Ignacio Taibo II.

EtiquetasBajo Reserva