Rudeza innecesaria 15 yardas de castigo

Diego Valadés

En una reciente entrevista de CNN a Diego Valadez, exprocurador de justicia de la nación en relación a la amenaza de Mario Delgado de denunciar a 223 diputados de la oposición por “traición a la patria” por haber votado en contra de la derogación de la ley eléctrica.

Sorpresivamente afirma que la acusación puede proceder (?) y dejar sin derechos a esos diputados, lo que ocasionaría que Morena no tuviera oposición.

Seguramente los partidos de oposición ya están previendo estas maniobras sucias por parte del dirigente de Morena y su titiritero.

Respeto la opinión de Diego Valadez en estas posibles consecuencias legales, aunque la Constitución dice que el diputado es libre de manifestar su decisión sin tener ninguna represalia legal.

Espero que los diputados de oposición y sus partidos estén preparados ante la posibilidad de esta embestida generada por el propio presidente y usando como instrumento a su títere de Morena.

La connotación de “traidor a la patria” aplicada a un diputado que manifestó su opinión en el pleno de la cámara, que no coincide con la opinión del partido en el poder, es el principio de un fascismo y una represión ya latente en el gobierno por su evidente pérdida de poder.

Estas acciones desesperadas del gobierno manifiestan su incapacidad de lograr un auténtico consenso sobre asuntos torales del país, buscando una aprobación inmediata y que, al no lograrlo, usan métodos sucios abusando de su mayoría y usando al muy mentado “pueblo” como la víctima.

Estoy de acuerdo que en la política siempre surgen diferencias con discusiones acaloradas, pero, al final del día, debe reinar el respeto a nuestras instituciones y a la ley.

Vienen más discusiones y votaciones en la cámara de diputados en donde una es la permanencia del INE y otra es la posibilidad de integrar la guardia nacional al ejército, que seguramente generarán más “traidores a la patria”.

Llegar a estos extremos en el gobierno en turno es algo similar como violar las leyes del juego de fútbol americano, “rudeza innecesaria 15 yardas de castigo”.

Comparte