Réquiem

Alfonso Morales

Hechos de sangre como el de ayer dañan la imagen de Puerto Vallarta. Aristóteles Sandoval gobernó en Jalisco de 2012 a 2016. Condolencias a sus familiares.

Luto en la crónica deportiva. A los 72 años falleció de problemas renales el doctor Alfonso Morales quien me dispensó gran amistad en los años setenta del siglo pasado.

Conocí al doctor Alfonso Morales cuando se iniciaba en la crónica deportiva, trabajé con él en el Canal Once.

La amistad con el doctor Morales y su familia en 1973 fue estrecha, su mamá, su hermana Lulú y él vivían en la colonia Doctores atrás del edificio de El Heraldo de México. 

Lulú, su hermana, operaba el teléfono de El Heraldo de México. En parte ella fue conmigo una gran amiga. Lo fue con todos en el Heraldo, durante esos años se fortaleció también la amistad con Alfonso quien empezó a crecer en la crónica deportiva.

Unos meses después de 1977 lo llamaron de Televisa, en donde arrancó con mucha fuerza hasta convertirse en una estrella internacional en la crónica de boxeo y lucha libre al lado de ¡imagínese! Manuel Seyde, Pedro “El Mago” Septién y Antonio Andere, personajes sin duda que dejaron una huella imborrable en la crónica deportiva, al lado de quienes Alfonso Morales creció, creció y creció.

Un anécdota que recuerdo de esos tiempos fue una noche cuando fuimos a cenar en un lugar importante de la avenida Insurgentes Sur, el lugar muy especial por cierto, nos atendieron de lujo.

Alfonso pidió un platillo especial en el menú: un lechoncito al horno de menos de cuarenta días de nacido. Al servirlo en la mesa el mesero lo partió con un plato en cuatro partes, Alfonso lo saboreo en tanto que la charla, amena, me dejo muy bonitos recuerdos.

Para los primeros días de 1980, él en la crónica deportiva y yo en El Sol de México en donde participe en el evento convocado por la liga mexicana de beisbol en donde el tema debía ser el homerun, participaron muchos otros colegas, entre ellos, David Faitelson, Enrique Kerlegand, y otros personajes que ahora son muy notables.

El tema que elegí se llamó: el homerun que no olvidaré. Fue el que más gustó a los jueces y gané un cheque por setenta mil pesos y un trofeo de la cervecería Moctezuma, patrocinadora de este evento.

En noviembre fui designado por El Sol de México a dirigir en Ciudad Juárez el periódico El Correo. Fue precisamente cuando asesinaron en la ciudad de Nueva York a John Lennon, esa noche me tocó despachar toda la información a los más de cincuenta diarios de la organización editorial mexicana, desde las oficinas de Guillermo Pietro en la capital azteca. 

Al día siguiente volé a Ciudad Juárez en donde conocí a una mujer muy hermosa: Esperanza Castillo Rivas, secretaria del diario hermano El Fronterizo, nació ahí un amor que duró cuarenta años, que me regaló dos hijos fantásticos, Jorge Humberto e Isaura Esperanza, hoy esposa de Paco Zuazua ejecutivo del club de playa Los Mangos Beach.

Hace solo dos años vino a Puerto Vallarta el doctor Alfonso Morales, quien narró una función de box desde el Centro de Convenciones para todo el país. 

Mi admirado amigo falleció este miércoles pasado en la Ciudad de México. ¡Descanse en paz! Con mis recuerdos en este memorial, con afectuosas condolencias a su hermana Lulú y a todos sus familiares.

Comparte