Reforestación debe ser permanente en Vallarta

Reforestar la ciudad

El doctor Helios Hernández Hurtado, subdirector de Ecología y Medio Ambiente Municipal, ante la iniciativa de los regidores María del Refugio Pulido y Saúl López de reforestar el Centro de la Ciudad, recordó que el programa de esta dependencia contempló cerca de 40 sitios, entre parques pequeños, camellones y algunas banquetas, donde sea factible su reforestación o cambio de arbolado, lo que dijo debe ser permanente.

Indicó que con el auge del tema del Río Pitillal, invitaron a la ciudadanía a reforestar otros sitios que también lo necesitaban:

“Pero muchas veces la gente no quiere, solamente quieren ir sobre el rio Pitillal, pero este solo es una parte de las 4 mil y tantas hectáreas de ciudad que tenemos”.

Recordó que el equipo de biólogos ha hecho estudios técnicos en el Centro de Vallarta, para seleccionar donde pueden sobrevivir los árboles, pues ya está la ciudad consolidada y se pudieran dañar banquetas o infraestructura de drenaje, agua o electricidad.

Ahí pudieran plantarse amapas y primaveras, por ser arboles tropicales. Pero eso ya le tocará a la próxima administración, igual que la reforestación de la rivera del Río Pitillal en su lado oriente.

“Entendamos que Puerto Vallarta es una ciudad, tenemos 4 mil quinientas hectáreas de ciudad, es decir de calles, de trazado urbano, mismas que se han ido modificando, se han puesto y quitado árboles, como no se planteó en un principio que tanto puede tener el sistema radicular del árbol, hacia abajo, muchas veces se va cortando esas raíces cuando se empieza a construir, por ejemplo la pavimentación o el empedrado nuevo, entonces esto termina matando al árbol”, subrayó.

También explicó:

“Si nosotros no podamos adecuadamente la zona foliar, también podemos matar al árbol, recordemos que las hojas le dan vida”.  

Hernández Hurtado destacó que Puerto Vallarta es tropical, lo que es una gran ventaja, pues los árboles más rápido tienen sus brotes de hojas, destacó que hay especies que soportan mas la poda, para el manejo del arbolado urbano.

Comparte