Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas Palabras de los sabios

 

Otra visión de los desapegos está bien definida y discernida por el maestro Sivananda. Él afirma  que los sabios comparan al hombre mundano con el perro callejero, el cerdo que come basura y el gusano que se deleita con inmundicias. ¡La comparación es en verdad muy acertada! Es una triste comparación, pero cuánta verdad existe en su predicado. Cuando estamos dormidos somos inconscientes de estas realidades y vivimos disfrutando de esas inmundicias, nos fascinamos con nuestros apegos y tristezas, con las falsas glorias y fama.

Y continúa diciendo: “Del mismo modo en que un clavo no puede entrar en una piedra por más que uno trate de hundirlo con el martillo, las ideas religiosas y los discursos sobre Dios no pueden entrar en la mente de los hombres mundanos por más lúcidamente que puedas explicárselo mediante historias, analogías, comparaciones y parábolas. Tienen un corazón tan endurecido por la maldad que es muy difícil de penetrar. Sin embargo, los pensamientos lujuriosos pueden fluir a través de sus mentes como la corriente del río Kali”.

Edición impresa digital aquí