Reflexiones cotidianas Los orígenes paganos de la semana santa

Reflexiones cotidianas    Los orígenes paganos de la semana santa
    El Carnaval, el Miércoles de Ceniza y el inicio de la Cuaresma Cristiana. Es importante aclarar que en el Gnosticismo Universal, la Cuaresma se relaciona con la presencia de las fuerzas de Enoch (la energía de Primavera) y ocurre después de Jueves Santo.   En Semana Santa destacan como fiestas mayores, la celebración del Jueves Santo, con todos los acontecimientos con ella relacionados: la última Cena, el Lavatorio de pies, la institución del santo sacrificio de la Misa Gnóstica, la oración del Huerto, la negación de Pedro, la traición de Judas y la captura del Señor. Al día siguiente, se conmemora el Viernes Santo lleno de simbolismo. Ese día ocurre el Juicio del Señor, el tránsito de Pilatos a Herodes y de este nuevamente a Pilatos, la liberación de Barrabás, el Vía Crucis, la crucifixión del Señor y la formulación de las siete frases ocultas, más conocidas como las Siete Palabras.   La semana santa es la principal fiesta de las iglesias cristianas – aunque en la actualidad la navidad la haya ganado en popularidad –, celebra el que los cristianos creen el principal misterio de su religión: la resurrección de Jesucristo. Sin embargo esta fiesta tan importante en el calendario cristiano tiene importantes vinculaciones con las festividades paganas. Para empezar su ubicación: la semana santa no cae siempre en la misma fecha, unas veces cae a finales de Marzo y otras a finales de Abril, esto es porque se sigue un curioso sistema para ubicarlo en el calendario: se elige como domingo de resurrección el primer domingo después de la primera luna llena tras el equinoccio de primavera. Es decir que se toma como referencia para ubicar la pascua de resurrección  el equinoccio de primavera—una fecha muy importante para muchas religiones paganas – y la luna.
Comparte