Reflexiones cotidianas Los libros sagrados

 

 

Todas las religiones nos han legado sus libros de sabiduría. Esos libros contienen enseñanzas maravillosas para que el hombre busque y encuentre respuestas sobre su origen, su identidad verdadera y el mapa para retornar a casa. Cada uno de esos libros contienen dos tipos de enseñanzas, una, que le llamaríamos denotativa o textual, lo que entendemos en una primera lectura o a simple vista. Existe otra más profunda denominada connotativa o profunda a la que acceden sólo aquellos que están listos, o como decía Jesús, el que tenga oídos que escuche. No todos poseemos los códigos o el oído y la vista para ver y escuchar esos mensajes..

Obviamente cuando Jesús decía el que tenga oídos que oiga se refería a otro sentido, no al físico, sino a un sentido espiritual, la intuición o la sabiduría interna que el adepto va adquiriendo a través de su progresión espiritual. Un neófito es difícil que comprenda esos lenguajes cifrados o que están escritos para que los comprenda su conciencia. En la religión católica se encuentra la Biblia, entre los hindúes existen varios libros como los textos védicos, el Rig Veda, el Mahabharata y el Bhagavad Guita; entre los chinos, el Rey, o textos de Confucio, el Tao Te King, en el budismo se encuentra el Tripitaka o tres colecciones de los escritos de Buda; entre los mahometanos el Corán; en el judaísmo: La Mishná y el Talmud. El Sintoísmo en Japón; el Zoroastrismo legó el Zend Avesta. Existen otros de culturas que han desaparecido pero que aún tiene su vigencia como el Popol Vuh de los mayas, el Sikismo del norte de India posee el Guru Granth Sahib.

Edición impresa digital aquí