Reflexiones cotidianas Los beneficios de la meditación

Para aquellos que hacen de la meditación una práctica regular saben de las muchas dificultades que se presentan al iniciarla. Quienes vencen los obstáculos saben de los muchos beneficios de su práctica y la adoptan como una disciplina necesaria, importante y la convierten en un alimento para su alma. Muchos desisten, otros se desesperan porque a los primeros minutos se duermen, se cansan o la mente, miles de pensamientos los distraen, los saca de la meditación.
Los grandes maestros sostienen que la meditación es el pan de los sabios. Lo es porque esa es su alimentación diaria, nunca fallan, todos los días practican la meditación y es a través de ella que se conectan con otras realidades, con la fuente de la felicidad, la sabiduría, la paz interior, la prosperidad. Mediante ella aprenden la ciencia del autocontrol y adquieren una mente serena y con el tiempo llegan a adquirir una vida divina, libre de deseos y la luz brillará a su alrededor. En el meditante todas las tendencias negativas desaparecerán, las fuerzas conflictivas desaparecerán y disfrutará de perfecta armonía, felicidad imperturbable y paz permanente.

Edición impresa digital aquí