Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas Los avernos internos IX, Los violentos

Después de dialogar con varias almas que se encontraban en el sexto círculo, el de los herejes, Virgilio, el maestro interior de Dante, lo guía al sétimo círculo, el de los violentos, criminales, violadores, los suicidas, sodomitas, blasfemos y usureros. Dante describe que una vez en la cima de una alta escarpada, formada de grandes piedras dispuestas en círculo vio a una multitud de almas que sufrían aún más cruelmente.

Al séptimo círculo se accede después de haber superado los restos de una grieta, provocada por el terremoto que movió la tierra al morir Cristo. Esta marca una gran diferencia respecto a la parte superior del Infierno: de hecho, los condenados de los últimos tres círculos son culpables de haber puesto malicia en sus respectivas acciones.

Edición impresa digital aquí