Reflexiones cotidianas Los avernos internos

IV Parte

Un dato que es importante señalar es que al ingresar a la puerta del infierno el guardián lo coloco 7 P en la frente. Estas pes significan los siete pecados capitales: de arriba hacia abajo: soberbia, envidia, ira, pereza, avaricia, gula y lujuria. Antes del círculo de la soberbia se encuentra el Limbo. Aquí empiezan a descender al mundo sin luz, el primer círculo que rodea el abismo.

En el Canto IV Dante habla de este círculo donde se encuentran las almas de aquellos que no pecaron, que no le bastaron sus méritos que pudieran haber contraído en vida para pasar a otros reinos. Algunas almas no se bautizaron; otros nacieron antes del cristianismo y otros más no adoraron debidamente a Dios y Virgilio se encontraba entre esos seres. Virgilio le dice a Dante que por tal defecto y por culpa alguna están ahí condenados. Su pena consiste en vivir en el deseo, pero sin esperanza.

Edición impresa digital aquí