Reflexiones cotidianas Los avataras

Reflexiones cotidianas    Los avataras
    En la tradición hindú cuando se refieren a personas ilustres o personas que han encarnado a una divinidad se les llama Avatar. Es la manifestación corporal de una deidad, puede ser de Visnú, una de las manifestaciones de Brahma o el Gran Padre, el omnisciente, el Dios padre. Avatar proviene del sánscrito avatâra, que significa ‘descenso o encarnación de un dios’. En este sentido, el hinduismo concibe al avatar como ser divino que desciende a la tierra en forma de persona, animal o de cualquier otro tipo de cuerpo, con la finalidad de restablecer el dharma, o ley divina, y salvar al mundo del desorden y la confusión generada por los demonios. Así, la deidad Visnú, por ejemplo, ha tenido muchos avatares, y, según los hindúes, ha sufrido muchas encarnaciones.   No sólo en India han encarnado avataras, esas divinidades o encarnaciones de Dios, mensajeros se han manifestado en las diferentes culturas en diferentes tiempos. Entre los pueblos precolombinos, concretamente en lo que hoy es nuestro país, surgió otro avatar llamado Quetzalcóatl, lo mismo en Egipto, en China, en Perú y en otras culturas.
Comparte