Reflexiones cotidianas La prueba de los elementos, la esfinge

Reflexiones cotidianas    La prueba de los elementos, la esfinge
    5ª entrega y última   Hemos descrito como, en esta vida terrenal somos sometidos a las pruebas de los cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua. Sólo aquellos que las pasan con sabiduría, estoicismo, paciencia y tenacidad pueden arribar a otras realidades, a conectarse con seres divinales que les entregan sabiduría, iniciaciones internas para su progresión espiritual y esto se logra controlando nuestra mente, emociones y voluntad. Liberarnos del señor ego o los yoes que nos tienen en dominio, en su ilusión, la ilusión del sufrimiento. Cuenta el maestro Samael Aun Weor que la tradición egipcia nos ha legado monumentos enigmáticos y misteriosos que encierran mucha sabiduría o conocimiento. En el caso de la Esfinge, de acuerdo a las escuelas de misterios, nos muestra los cuatro elementos fundamentales de la naturaleza; el fuego en las garras de león, el aire en las alas de águila, la tierra en las ancas del toro y el agua en el rostro humano. Los mismos cuatro elementos de los evangelistas, ya que a Lucas siempre se le representa con un toro, a Marcos con un león, a Mateo con un ángel y a Juan con un águila.
Comparte