Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas Entre la luz y la oscuridad

 

Prócoro Hernández Oropeza

Vivimos en un mundo complicado, plagado de polaridades, vicisitudes, apremios, agobios, sufrimiento y dependiendo del nivel del Ser o de consciencia, unos la vivirán en desarmonía otros en plenitud. Sí, el mundo es complicado pero de uno dependerá como lo percibimos a pesar de sus vaivenes.
En los Evangelios Apócrifos, en el Evangelio según Tomás, en el Logion 24, los discípulos de Jesús dijeron: “Haznos conocer el lugar dónde estás, porque es una necesidad para nosotros que lo busquemos. Él les dijo: ¡el que tenga oídos que oiga! Hay luz en el interior de un hombre de luz, y él ilumina el mundo entero. Si no lo ilumina son las tinieblas.” Maravillosa descripción para aquellos que buscan la arcadia, el paraíso o el edén perdido. No hay que buscarlo afuera sino adentro de cada uno, ahí está la luz, la sabiduría, le felicidad permanente y eterna. Ahí está la fuente inagotable del amor y la perfección, el camino para el retorno a casa.

Edición impresa digital aquí